martes, 15 de enero de 2008

0 comentarios...

Si cero son los comentarios que ultimamente aparecen por mi blog y cero serán los que obtenga esta entrada seguramente ya que ésta en particular no dirá nada, ni siquiera buenas tardes.
Mmmm si, estoy enojado, y que?.. todos o casi todos están en la playa o en algún otro destino turístico disfrutando de sus vacaciones y de un verano particularmente caluroso y pesado y yo claro, acá, laburando como un negro en la zafra.
Ya sé que mi comentario peca de envidioso, pero bueno, a joderse che, lo quería hacer de todos modos, y al que no le gusta que mire para otro lado.
En fin sin mucho mas para decir ya que mis manos están todas engrasadas con una crema medicinal que son para los horribles hongos mutantes que me salieron en las manos, asi que espero que la próxima si escribo algo mas interesante y dedicado, alguien tenga la "bondad graciosa" (como dicen los ingleses en la historieta Asterix) de dejarme un jodido comentario por favor. En lo posible elogios, pero si algún alma inquieta me quiere dejar plasmada su inconformidad o mejor dicho, dejarme una señora puteada lo aceptaré sin problemas. Eso si, desde ya les digo que les re contra. Ja !.

4 comentarios:

meridiana dijo...

Bueno Apolodoro, siguió mis consejos? visitó blogs, hizo RR.PP?
dejó comentarios?
Igual, no es por levantarle el ánimo pero hay menos respuesta en casi todos los blogs, es Enero... y la gente suele irse a otros lares.
Para cuándo la nota NDF?
ah! y también puede visitarnos cuando quiera ...hay un lindo post sobre mujeres desatadas.

Saludos
Lilián

meridiana dijo...

PD - Ah, le había dejado comentario en Stevie pero no respondió, con lo cuál me da la oportunidad de dejarle esta pd y
ya tiene 2 comentarios en la entrada.

je je
Lilián

apolodoro dijo...

meridiana gracias por tus comentarios... prometo q entre hoy y mañana me paso por tu blog y te dejo comentarios...
nos seguimos posteando..
saludos
pd: la nota ndf... rpximamente en las mejores salas... mañana o pasado sin falta

a dijo...

no llorés que tus bonitos ojos de negro en la zafra se enrojecen y te sube el azúcar en la sangre.