sábado, 29 de diciembre de 2018

El progre malo y el cine de verano en Aguas Peligrosas



Harto de las opciones berretas de Netflix, llegó un momento en el que dije, a ver !pará! volvamos para atrás. Y con la llegada del húmedo verano porteño, decidí darle una nueva oportunidad a esta película de 1987 llamada White water summer, más conocida en estos pagos como Aguas peligrosas.

La historia es sobre Alan (Sean Astin de los Goonies y el Señor de los anillos), un pibe citadino medio nerd, hijo único, al cual los padres quieren mandar a un campamento y excursión de verano con Vic, un guía que consiguen por intern... las páginas amarillas, pongámosle.

Este Vic, interpretado por un joven Kevin Bacon, va a la casa y les muestra unas diapositivas de los viajes y aventuras que hizo con un grupo de chicos el verano pasado. El padre está encantado y trata por todos los medios de que Alan toque los tarros con Vic y así poder quedarse a solas con su mujer, para hacer lo que sea que quieran hacer, solos. Pero el pibe Alan no está convencido. Encima, la madre sobreprotectora muestra su desconfianza y apoya al puber para que se quede. Finalmente va.

A continuación viene el viaje en una combi Volkswagen, de esas hippies que todos queremos tener. Son cinco con Vic, mas Alan, otro chico de su edad colorado, y dos adolescentes, uno morocho y otro rubio, que es como un calco y mano derecha de Vic... Y bueno, Alan es un bicho de ciudad que no se banca estar ahí. Cuando todos van cantando por la ruta, él mira triste por la ventana. Si fuese hoy, iría viendo el celular.
Alan hecha mano de todos los recursos que dispone para distraerse de aquel ambiente varonil y campestre. Lleva un super cuchillo que le regaló su papá, una radio, ajedrez y todo el aparataje con el cual se dedica a romperle las guindas a Vic que tiene otra concepción del viaje.
Los problemas empiezan cuando Alan, estúpidamente, talla un árbol con su cuchillote con una A enorme. Vic lo descubre y luego a la noche, señalando las estrellas, les cuenta una leyenda aborigen sobre un ser mitológico que mataba a sus hermanos los animales y los árboles y fue enviado al cielo. Alan lo contradice y le dice que en realidad esa es la constelación de Orión. Vic admite esto, pero le dice que para los griegos, que ahí tiene otra connotación. Esto es América, no Grecia. Falto decirle.
Luego los lleva a todos al árbol e ilumina con la linterna el tallado de Alan. Todos votan por sacarle el cuchillo y así empiezan las rencillas entre el guía y el muchachito consentido.



Y entonces, pasa que empieza una lucha antagónica de dos visiones diversas del mundo. Por un lado Alan es un pibe caprichoso, cómodo, de esos que creen que se las saben todas (un smart ass en inglés), nerd, anti social, odia la naturaleza y todo lo que tenga que ver con eso. Echa mano de los recursos como fósforos para prender hogueras, trampas para pescar, pone música a todo volúmen en medio del bosque mientras Vic hace Yoga en cueros, se queja de todo y es mentiroso y miedoso. En definitiva, es un niño liberal, que se caga en la naturaleza, un nene de papa y mamá, muy malcriado y denso.

Por otro lado Vic ¿que es? Vic es como una especie de progre, pero de esos que no tienen sentido del humor, esos de los cuales si haces un chiste sobre feminismo por ej, se ofenden y se enojan, y son capaces de bajarte un discurso largo y denso lleno de moralina innecesaria y aleccionadora. Son los progres que piensan que ellos son el extremo de la cuerda y que todos los demás somos unos giles, fascistas, o seudo progres que en el fondo somos infantiles e inmaduros. O sea, un verdadero pesado. De esos que muchos odian porque son muy pedantes y sobre todo (lo peor para mi) solemnes. Nada peor que el progre solemne. Te hacen odiar el progresismo, cuando en realidad no hay otra opción si uno tiene un poco de consciencia social y cerebro. Pero a veces, estos tipos, imbéciles moralistas pomposos, realmente son infumables.

Como verán, ni Vic ni Alan son modelos de conducta para nadie. Quizás la película quiera decirnos eso. Que ni ser un pendejo citadino malcriado, ni un pomposo moralina pesado es la clave.
En el medio están los personajes grises que son la mayoría de la sociedad. Esos que no son ni izquierdistas ni derechistas. Son y van con el que más les conviene en el momento. Al principio, Alan es un pendejo insufrible y caprichoso y todos siguen a Vic con sus enseñanzas cuasi chamánicas. Pero luego Vic pierde los estribos con Alan, lo deja colgado de un arnés, y todos se revelan. Como le va a hacer eso al pobre Alan. Vic se convierte entonces en un dictador malvado al que hay que derrocar (un Chávez ponele). Pero Vic siempre se escuda que esas cosas las hace por su bien, para que aprenda a valerse por sí mismo. Pero las cosas se desmadraron, ya todos perdieron la confianza en el líder carismático y espiritual y se vuelcan a favor del "rebelde" y pragmático Alan, que demostró que no solo pudo salir del atolladero en el que lo dejó colgado Vic, sino que además puede liderar al grupo y llevarlos de vuelta a la comodidad de sus hogares con sus padres. Y basta de aventuras alocadas en medio del bosque. Después de todo, ¿que es esa visión romántica de la vida? No, loco, nosotros somos seres humanos, hombres civilizados de ciudad y basta de hacer el indio en medio del peligroso bosque como si fuéramos salvajes. Alan es la visión civilizante que odia todo intento de reconexión con "la matriz" o esa visión hippie y cuasi anárquica de regreso a la naturaleza.



En fin, al final, el que era como mano derecha de Vic, lo caga a piedrazos, Vic se cae por un risco y se rompe una pierna con una hermosa fractura expuesta. Pero el conocimiento de ingeniería de Alan crea con un tronco una especie de polea que sirve para levantar a Vic y luego llevarlo en canoa por los rápidos para, finalmente, salvarle la vida.
Fin de la película. Muchas canciones de rock de fondo, entre las que destaca Aphrodisiac Jacket de The Cult, un tema de candente actualidad en aquellos tiempos.

Entonces todo nos lleva a que Vic y Alan representan dos posiciones (políticas y filosóficas) opuestas. No hay forma de convivencia posible entre ambas, sin embargo una echa mano de la otra cuando le sirve, y en el medio, la mayoría de los perejiles yendo de un lado para el otro, en este caso si, como ganado ovino.

En definitiva: Peliculón!

******** 8 Santinos

martes, 25 de diciembre de 2018

Noticias del mundo, hoy

(Posible traducción bastarda de la letra imaginaria de, quizás, una inexistente banda de rock progresivo de los 70's, o no).



EL COLOSO:

Acercándonos por los pasillos fríos y plateados, sentimos el miedo que corrompe nuestros corazones.
Pero sabemos que estamos por la buena senda, nos haremos fuertes luchando contra la adversidad.
Somos feroces cuando tenemos que serlo, y ahora se acerca el momento de la batalla.

Nuestro copiloto nos advierte que por ahí se encuentra el gigante, que debemos cuidarnos.
Pero él no comprende que nosotros tenemos el rock, nosotros tenemos el poder.
Pero él nos advierte de nuevo. Cráneos destruidos ruedan por el piso, el coloso nos espera tranquilo.

Noticias del mundo hoy!
Noticias del mundo hoy!
Noticias del mundo hoy?

El coloso no demuestra piedad, la batalla comienza. Pero nosotros no entendemos que pasa.
Veo al corsario volando por los aires.
Veo al guerrero de las mil batallas ser abatido.
Veo al soldado universal ser aplastado por la mano del coloso plateado.

El coloso es perfecto en su imperfección, e imperfecto en su perfección.
Veo al sicario caer demolido por su enorme pie lacerado.
Veo al mercenario destrozado por las garras de metal laqueado.
Veo al caballero deglutido como una bocado de acero oxidado para el recuerdo.

Noticias del mundo hoy!
Noticias del mundo hoy!
Noticias del mundo hoy?

Las cosas se destruyen por sí mismas. Los últimos fuegos del combate comienzan por apagarse.
Mis amigos fueron destruidos, fueron devorados. Y no hay nada que pueda hacer.
Derrotados escapamos del aquellos ojos fríos e imperecederos. El coloso es indiferente.
Él solo nos destruye por compasión a nuestro sufrimiento.

Te adoramos por eso! Te alabamos por eso! Te rendimos culto eterno!
Colosus! Colosus! Colosus!

sábado, 1 de diciembre de 2018

Reseña orbital sobre la novela Incrustados de Ian Watson

Es complejo reseñar una novela que se publicó en 1973. Pasaron cuarenta y cinco años de su publicación. Todavía estaba la guerra de Vietnam, Pink Floyd sacaba Dark side of the moon y acá hacía lo propio Spinetta con su Artaud, mientras Juan Domingo Perón volvía a ser presidente tras dieciocho años de exilio y proscripción. 
Pero al margen de la contextualización, esta primera novela u ópera prima del escritor inglés Ian Watson volvió a las librerías en un mundo muy cambiado al de aquellos años. De todos modos creo que la lectura de la novela funciona hoy por algunos motivos que creo de valor y detallaré a continuación.

Primero: La nueva edición publicada por la editorial independiente argentina La Compañía tiene una nueva traducción a cargo de Carlos Abreu e Irene Vidal, mucho más amigable y cercana a nosotros que el gallegazo de la vieja edición de la colección Biblioteca de Ciencia Ficción Hyspamérica, España, 1986, conocida como "EMPOTRADOS".

¿La contra? La joda para mí es la letra hiper chica de la nueva edición. Había que ponerle unos numeritos más. En vez de ocho, doce, o algo así. ¿Me explico? Por otro lado la tapa. Esta bien, es sobria, gris, aburrida. Y tiene un fragmento del posfacio de Miguel Vitagliano donde habla de la gramática generativa y que se yo que historias. OK. Yo, si hubiese sido el editor hubiera apostado al público que en definitiva le interesan y leen esas novelas con pasión, o sea los lectores del género, sin tenerle miedo a las "etiquetas", al "nicho", al "fandom". Después de todo la edición de libros es un negocio más y por ende la idea es ser redituable, supongo yo. Creo que con una tapa más retro o al estilo "tapas de Yes" hubiese sido mucho mas atractivo para el lector avezado y para el otro lector  general, el que no lee con etiquetas, también. Cualquier cosa antes que una tapa que parece un prospecto médico.
Segundo: La novela está bien escrita, no tiene mucho para decir al respecto. Solo que hay que pasar el primer capítulo, el mas largo y denso de todos. Entiendo que es una prueba de fuego para los lectores de hoy día, donde ya si como arranca no te engancha pasas a cualquiera de los otros cuatrocientos libros que tenes en cola para leer. Bueno, esto es así. El primer capítulo es denso, muy cuesta arriba y de hecho yo abandoné en la primera lectura apenas salió a mitad del primer capítulo por que me ganó la ansiedad y básicamente me pudrió. Pero ya llegando al final del año, con todo el cansancio y cafeteo encima, decidí darle una segunda oportunidad al libro del cual me llegaban buenas críticas. Me dijeron "hay que pasar el primer capítulo y después la novela toma vuelo". 
Bien, quien puede culpar a Watson por eso, son cosas que le pasan a los que escriben y a veces quedan así. Pero lo importante es el todo y como dije al principio, el todo es bueno. Muchas de las mas famosas novelas del querido Philip K. Dick empiezan sin saber a donde ir y de pronto, sin que te des cuenta estás recontra enganchado con la historia. Acá pasa lo mismo, a medida que te vas sumergiendo en la novela, pasada la primera prueba, empezás a entender de a poquito que carajo pasa. Y te vas incrustando... Es como dice Vitagliano en la tapa, hay de todo, experimentos científicos con niños, experiencias psicotrópicas en una tribu perdida del Amazonas y contacto con alienígenas. Con todo este menú Nada puede malir sal ¿o si? No, de verdad, creo que tiene todos los condimentos para atrapar al lector ávido de aventura y cosa loca.

Tercero: Como si fuera necesario poner una excusa más, les digo que la novela de Ian Watson, hombre del cual me quedé con ganas de leer más, es extravagante, tiene momentos de intensidad visual y extrema violencia. No sería una novela apta para todo público. La parte "semiótica" para mi carece de importancia. O sea, está bien, es el eje principal, como en otras novelas podría ser la Física, la Biología, la Antropología o la Psicología. Bueno, pero eso no es con lo que me quedo del libro. 
¿Que rescato?
La novela de Watson tiene tramas diversas, tiene ritmo, tiene personajes interesantes como el indio Kayapi que me hace acordar a Karamakate de la película del 2015 El abrazo de la serpiente. Un indio orgulloso, misterioso, que tienta al hombre blanco, como Don Juan, con el conocimiento en base a una droga que no sé si existe, pero no importa. Y ese hombre blanco, en este caso es un francés progre llamado Pierre que cae como un gil en la artimañas del indio y que en definitiva todos se usan para su propio beneficio. Por otro lado está el alienígena semiólogo Ph'theri, una especie de ET soberbio que no le interesan mucho los humanos, y que pide lenguajes humanos a cambio de conocimiento científico (Como se dice él, es un comerciante de signos). Una raza de extraterrestres melancólicos que añoran a otra raza superior a ellos que en un tiempo pasado no precisado hicieron contacto para luego abandonarlos y romperles su alienígena corazón.
Por otro lado el estado brasileño de la novela es de extrema derecha, quiere aniquilar a los guerrilleros y a los indios por "mugrientos" , "ignorantes" y no abrazar la fe cristiana. Destruir el Amazonas y vendérselo a los yankis por monedas. Me recuerda a alguien que fue votado como presidente en Brasil hace menos de un mes. ¿Les suena? A eso llamo capacidad de anticipación, vigencia o triste coincidencia narrativa.

Cuestión: ¿Vale la pena leerla? Si, pero no tanto por su valor "académico" o bla-bla, sino como una novela para cualquiera que quiera entretenerse sin prejuicios de "géneros", pasar un buen rato de lectura y eso es todo.

viernes, 30 de noviembre de 2018

Los 20 mejores discos del Rock Progresivo de la Argentina (1971-1978)

Siguiendo un poco con la enajenación de las listas pajeras, acá va una sobre los discos más trascendentes del rock progresivo que dio el país donde nació Maradona.
La verdad, no sé que carajo tiene que ver Maradona en todo esto, pobre Diego, pero bueno, siempre es bien nombrarlo para llamar la atención, aunque dudo que sepa siquiera tocar un acorde en la guitarra. Lo amamos, igual.
Cuestión de cuestiones (y combustiones) es que a continuación adjunto (cronológicamente) y no por su mayor o menor valor, los discos mas significativos del subgénero musical que nos convoca, producidos en este bendito país del señor.
A comerla! Y escucharla...

LA BIBLIA - VOX DEI (1971)

Como bien se sabe, el rock progresivo nace, básicamente, en Inglaterra en el bienio '68-'69. Bueno, por nombrar algunas hitos podemos citar desde el Abbey road de los Beatles, a el primero de King Crimson, Yes, Van der Graff generator, Genesis, etc, que al parecer se pusieron de acuerdo para debutar todos el mismo año, como una gran explosión progresiva.
En Argentina, que tenía ya su incipiente rock nacional en pleno crecimiento, no había mucho tiempo y había que modernizarse y ponerse al día en base a las cosas que llegaban desde los países centrales, con todas las deficiencias y precariedades que eso implicaba.
Sin embargo la respuesta argentina no se hizo esperar. Para el año 1971, la banda Quilmeña VOX Dei, en lo que era recién su segundo disco, hizo ni mas ni menos que una opera-rock con La Biblia. El resultado? Una de las mayores obras del rock conceptual de todos los tiempos y latitudes. Así, sin exagerar. Se nos podrá criticar que decir eso es de un nivel de chauvinismo ciego y merluzo, pero no hablamos de mitos o discos perdidos, inéditos o inconclusos. Escuchen y juzguen por su cuenta. No hay mucho más para decir.

DESATORMENTÁNDONOS- PESCADO RABIOSO (1972)

Es verdad, el primer disco de la banda post-Almendra de Spinetta está mas cercano al hard rock de Zeppelin o Traffic que al rock progresivo, pero hay que hacer mención aparte para el tema SERPIENTE (Viaja por la sal). Es un tema complejo, compuesto por diferentes partes y con unos teclados a cargo de Carlos Cutaia impresionantes. Solo por eso, dale que va.
Lo mismo se podría decir de PESCADO 2 del año 1973. Composiciones como CRISTALIDA podrían meter de lleno a la banda como grandes aportes al género. Sin embargo, el rock progresivo argento todavía estaba en pañales.

SUDAMÉRICA- ARCO IRIS (1972)

La banda metafísica de folk rock, liderada por el jóven Gustavo Santaolalla, da un vuelco interesante con este disco doble que quizás sea mas de fusión rock que otra cosa. Pero ¿Que es la fusión? Bueno, quizás de eso se trate el rock progresivo después de todo y no solo de largos solos de guitarra o teclados, nada más. Celebro también este gran disco conceptual u opera-rock del cuarteto de Ciudad jardín. Un gran momento es por ejemplo el tema HOMBRE.

SUPERÁNGEL- ORION'S BEETHOVEN (1973)

La banda de Villa Bosch, noroeste del conurbano, liderada por los hermanos Bar sacan un primer disco notable, con influencias que van desde Sabbath hasta pasajes de rock sinfónico al mejor estilo Emerson, Lake and Palmer, haciendo una versión rockera de la Sinfonía Nro 8 en Sí menor de Schubert. El tema que da nombre al disco, Superángel, dura diecisiete minutos y va desde el hard rock hasta momentos acústicos apacibles, para luego volverse tan oscuros que parecen de Stoner Rock. Quizás, no sean 100% progresivos, pero esa pelota pica en la línea y solicitamos VAR caballeros.

 AGITOR LUCENS V- ARCO IRIS (1974)

Volvemos con Arco iris, dos años después con un disco que si, en este caso no hay dudas, es de rock progresivo del comienzo a fin. Acá los muchachos de Arco Iris, le demuestran a los otros rockeros locales que no son ningunas amas de casa del rock, en referencia a la bardeada que les habían pegado por vivir en comunidad y hacerse sus propias comidas y productos. En fin, este disco, también doble, también conceptual, en este caso sobre OVNIS, Aliens, y otras yerbas hippies de la época, está saturado de climas tensos, mucho mas oscuro que el disco doble anterior que era mas hippie y amigable al oído. Grandes solo sacados de guitarra, teclados apocalípticos y atmósferas oscuras. Gran disco de la progresiva nacional y el año 1974 sería el que marcaría el estallido del género a nivel nacional. Siguen los ejemplos.
Recomiendo escuchar LAS LUCES ETERNAS, BAS BUS, etc.

INVISIBLE- INVISIBLE (1974)

El primer disco de Invisible nos muestra una rareza. Un trío conformado por Pomo, Machi y Spinetta, en una formación "difícil" para lo considerado progresivo, sobre todo por la falta de teclados. Sin embargo es uno de los puntos más altos del género en la década. ¿Por que? Simplemente por que suenan increíble, no le deben su sonido a nadie, Spinetta estaba en la cumbre de su nivel compositivo, críptico-lírico y guitarrístico. Los otros dos animales, que decir... Eran la base ideal para cualquiera. Desde el jazz-fusión de Jugo de Lúcuma, el hard rock de Tema de Elmo Lesto, hasta el progresivo del Diluvio y la pasajera o La azafata del tren fantasma, o el poder cuasi grunge de Suspensión o el delirio de Irregular. Todo el disco es una pequeña obra de arte, basada en la austeridad y la simpleza compleja. (Para mi el mejor disco de toda la lista) Sin embargo...

BRUMAS- AQUELARRE (1974)

Los ex compañeros de Spinetta en Almendra, Emilio del Guercio y Rodolfo Garcia, habían lanzado esta super banda, junto al eximio violero Hector Starc, y Hugo Gonzalez Neira en los teclados. La banda es casi de rock progresivo desde sus primeros discos, Aquelarre del 72 y Candiles del 73, sin embargo, es en Brumas donde consiguen su disco mas logrado. Temazos sinfónicos como Brumas en la bruma o quizás el mas increíble de todos, MILAGRO DE PUEBLO, donde Starc rompe la barrera del sonido con un solo memorable para el recuerdo. De re chupete maestros!

AVE ROCK (1974)

Un disco cuasi olvidado del rock argentino, es el debut discográfico de Ave Rock, banda progresiva par excellence, que a mi mismo se me olvidó de poner en primer instancia. Pero el disco es una fabulosa pieza musical, injustamente olvidada. Quizás no tuvo la prensa o difusión que merecía. La cuestión es que la banda liderada por el eximio guitarrista Luis Borda es una de las mejores del género. Temas como VIVA BÉLGICA o El ABSURDO Y LA MELODÍA son canciones que nos hacen preguntarnos acerca de las injusticias respecto al olvido de bandas increíbles como esta. Gran destreza musical, letras cósmicas y una sonido cercano a Focus, nos desvelan una de las perlitas mágicas de esta lista. Para 1977 la banda sacaría un segundo album, muy bueno también, pero que en pleno auge del prog rock en el país se perdía en medio de todo lo demás. Pero para 1974, cuando sacaron su primer disco la cosa era diferente, situándolos junto con los pioneros del estilo en el país. Borda luego se exiliaría en Europa y no volvería a vivir nunca más en estas tierras, siendo hoy un reconocido músico en Alemania.

PEQUEÑAS ANÉCDOTAS SOBRE LAS INSTITUCIONES- SUI GENERIS (1974)

Finalmente, el último disco del ajetreado año 1974. Sui Generis, saca su tercer disco y Charlie no parecía tener intenciones de repetir la fórmula del espíritu folk sensible para adolescentes setentistas. Se desquita con un disco mas complejo, introduce el Mini Moog al rock local y le da un bofetazo a todos los que esperaban mas Canción para mi muerte o Lunes otra vez. Canciones como Instituciones, Tango en segunda, El señor Tijeras o Tema de Natalio, tienen mucho más power, solo suavizado por la empalagosa voz de Nito Mestre que empezaba a desentonar con el nuevo rumbo de García. Sin embargo, para no ser del todo radical, hay canciones bien Sui Generescas como El tuerto y los ciegos o Para quien canto yo entonces, que siguen por la senda de folk rock para adolescentes deprimidos. De todos modos, un gran disco, quizás un poco fallido en lo que se quería lograr, pero Charlie ya tendría su revancha dos años después.

CRISALIDA- ESPÍRITU (1975)

Antes de Los Espíritus, estuvo Espíritu a secas, una banda de rock progresivo en su faceta bien sinfónica. A que me refiero con eso, a un estilo magnánimo, solemne, majestuoso, por momentos rimbombante y pomposo al mejor estilo YES. Claro, los Espíritu no son Yes, pero hicieron un buen intento. Su primer disco es el mas logrado, es el que está más a tono con la época. En 1975 el rock progresivo de ese estilo estaba empezando a retroceder de a poco en los países centrales, pero todavía reinaba, podría decirse. Sin embargo bandas como King crimson, Van de graff, ya se habían disuelto, ELP y Yes no habían sacado disco ese año y solo Pink Floyd con su increíble Wish you were here parecía seguir vigente. La cuestión es que estos muchachos de Espíritu hicieron este buen trabajo, muy a lo Yes y como son buenos músicos les salió mas o menos bien. Se ganaron el desprecio de otros artistas como Nebbia o Spinetta, que sin fundamentar bien por qué, los detestaban. Quizás porque lograron una fama relativa por aquellos años, de la nada. Así como PLOP! y arriba, y también por sus mensajes forzados de espiritualidad medio cliché o su pretenciosidad nada disimulada. En fin, escuchen y saquen sus conclusiones. De todos modos merecen estar en la lista. Recomiendo La CASA DE LA MENTE o el instrumental ETERNA EVIDENCIA.

DURAZNO SANGRANDO- INVISIBLE (1975)

Otro gran disco de la ya mencionada banda. Como ya hablamos de ellos la hago corta. Este disco de corte artesanal como lo llamaron ellos, es una especie de disco conceptual, basado en algunos escritos del psicólogo suizo Carl Jung. El disco es hermoso por donde se lo escuche. Pero creo que los dos temas pilares (sacando al tema mas famoso que da nombre al disco) son ENCADENADO AL ÁNIMA y EN UNA LEJANA PLAYA DEL ANIMUS. Realmente, dos temazos que tienen todo, pasajes instrumentales, letras psicotrópicas, partes bien rockeras y otras mas oscuras y misteriosas. La frutilla del disco, el tema DIOS DE LA ADOLESCENCIA, un bellezor Spinetteano de poesía y amor.

ALAS (1976)

El primer disco de ALAS es una joya del género también. Punto alto si los hay. En Inglaterra el prog rock cedía terreno ante el avance imparable del punk rock, pero acá, con un delay de por lo menos cuatro años, estaban seguros de los "chicos malos" del rock y vivían todos aún en su paraíso sideral. Esta banda, también trío, es el Emerson, Lake and Palmer porteño. Son eso, teclados, bata y bajo, pero en vez de la parte clásica es tanguera. Liderados por el ex Alma y vida, Gustavo Moretto, eximio trompetista y teclista, esta banda amiga de Invisible, supo asombrar a Piazzolla que vivía su etapa de fusión y enamoramiento con el rock local. Recomendamos el simple AIRE SURGENTE.

TRANSPARENCIAS- M.I.A. (1976)

Músicos Independientes Asociados. M.I.A. Es una banda conformada por la familia Vitale, Nono Belvis, Juan del Barrio y Daniel Curto. En uno de los primeros intentos en el rock local, de ser absolutamente independientes de cualquier sello discográfico, producción y distribución. Una banda con una idea y postura muy política respecto de lo que se debía hacer. A mi en lo musical no me rompe el coco, pero entiendo la puesta en valor de la banda. No era un sonido compacto, el sonido de grabación es deficiente y estos pibes (porque eran muy pibitos todos) tampoco sonaban como las bandas mas curtidas antes mencionadas. Podríamos decir que fueron la primer banda INDIE del país, si por Indie se entiende ser independientes y tener una línea de rotación alternativa, por fuera del canon, con una intención mas de vanguardia y un movimiento por el under.
Recomiendo los temas EL CASAMIENTO DE ALICIA y el tema de veinte minutos o lado B, TRANSPARENCIAS.

LA MÁQUINA DE HACER PÁJAROS (1976)

Ahora sí, Charly García se une a los músicos indicados y en un quinteto demoledor saca este gran e increíble primer disco de la banda. Ahora no quedan dudas, es rock progresivo de principio a fin. Aquello que esbozó en el último disco de Sui, acá cobra sentido. Con el gran Moro en la batería, José Luis Fernandez en bajo, un virtuoso Bazterrica en guitarra y otro tecladista, ni mas ni menos que Cutaia, la banda se afianza y amenaza el reinado progresivo de Invisible. Sin embargo, la banda de Spinetta viraría mas hacia la canción en su tercer album El jardin de los presentes, para luego disolverse. Temas como BOLETOS, PASES Y ABONOS (mi preferido), NO PUEDO VERME MAS, ROCK o AH, TE VI ENTRE LAS LUCES, son puro Prog rock. Aunque quizás los más recordados sean los más folkies Como mata el viento norte y Por probar el vino y el agua salada. Dos temazos! En fin. Disco supremo.

PELÍCULAS (1977)

El segundo disco de La máquina, es mas logrado aún que el primero, si bien es menos rabioso, tiene momentos álgidos como HIPERCANDOMBE o POR LAS CALLES DE COSTA RICA, que acercan a la banda al Return to forever de Chick Corea. Este disco es el mejor de Garcia en toda la década del setenta, eso creo yo. Y si bien, el sonido empieza a alejarse del estilo Prog rock, no por eso vale menos. QUE SE PUEDE HACER SALVO VER PELÍCULAS es puro prog y no hay mucha vuelta.


CRUCIS (1976) LOS DELIRIOS DEL MARISCAL (1977) - CRUCIS

Crucis es la niña mimada del prog rock local. Siempre que se habla de prog rock, alguien salta y dice Crucis, casi como si fuera la única banda que merece ser recordada. La realidad es que para mi está un poco sobrevalorada. Cualquiera de las bandas antes mencionadas tienen mucho mas peso y bagaje que Crucis, a excepción quizás de Espíritu, pero para mi están ahí, casi en el mismo nivel. Digo casi, porque es de reconocer que el batero uruguayo Ferrugia y el violero estrella Pino Marrone la rompían. Y tienen temazos como IRÓNICO SER del primer disco que la descosen. El segundo disco, Los delirios del mariscal, del 77, está mejor logrado. Mas ambiental y con menos participación del insoportable canto de Montesano, un tipo infumable. La banda fue producida por Charly, en uno de sus primeros intentos de producción. Mal no le salió, pero Crucis pasaría tan rápido de moda como cualquier banda pop del momento.


CORNONSTIPICUM (1978)- M.I.A

Bueno, el tercer disco de esta banda de Lito y Liliana Vitale, Nono y demás muchachada. Este disco es el mejor de los tres discos de estudio, el segundo es Mágicos juegos del tiempo (1977). El mas logrado, donde se madura un sonido y una intención. El tema que da nombre al disco y lo cierra es la papa.

ANABELAS- BUBU (1978)

Otra banda similar a MIA, en el sentido de proyecto colectivo con mas de ocho músicos en escena, coros femeninos y grandes proyectos. El disco Anabelas de la casi olvidada banda BUBU, es una rareza en la historia del rock nacional. El disco es tremendo, yo lo descubrí mucho después que al resto. Pero no tiene desperdicio. Casi llegan tarde. La banda saca su único disco cuando la década de los setentas está llegando a su final. Ahora si, el punk, el heavy metal y la incipiente new wave están predominando el mercado angloparlante, pero en Argentina queda el último foco de resistencia prog rock con esta banda tremenda. El disco son tres temas, los recomiendo todos. EL CORTEJO DE UN DÍA tremendo, SUEÑOS DE MANIQUI y el mejor de todos para mi que es EL VIAJE DE ANABELAS. Sin desperdicio, una joya del rock y la subcultura prog.

SERU GIRAN (1978)

Para finalizar... Mención especial para el primer disco de SERÚ. Es que la nueva banda de García es imposible no nombrarla como parte de todo lo anteriormente analizado. Con Lebón en guitarra y canto, el virtuoso Pedro Aznar y el gran Moro en la batería de nuevo, este super grupo oficia como coda del género y su primer disco es como el canto de cisne del progresivo nacional. Con temas como el que le da nombre a la banda, Cosmigonon, Autos jets aviones  y barcos o la clásica Eiti-Leda donde los mini moog de Charly Garcia hacen su última aparición, y bueno imposible no encuadrar eso también dentro del género. Aunque la banda con su siguiente disco La grasa de las capitales (1979) se despegaría para siempre de lo progresivo para ser simplemente Serú, una super banda del rock argento, quizás la única super banda que merezca la pena ser recordada.




jueves, 29 de noviembre de 2018

Los 5 mejores guitarristas de Rock Progresivo

Bueno, estas listas que a nadie importan, son así. Autocomplacientes.
Ahí van los mejores guitarristas del rock progresivo clásico, o sea de la primera y mas trascendente época. Período (1969-1979)

DAVID GILMOUR (Cambridge, 1946)
Es así y no hay mucha vuelta que darle al asunto. El hombre tiene un sonido único y vibrante. Gilmour suena a Gilmour y a nadie más. Con un fraseo de guitarra con mucha onda y swing, los solos de este hombre son lentos, largos, colgados, fumados, atmosféricos y parecen salidos de una película de ciencia
ficción de Kubrick. Su origen e influencia se puede encontrar mas en el blues y el rock and roll clásico, pero no hay mucho misterio. El trabajo que tiene de fuerza de dedos a la hora de pulsar las cuerdas hacen de este muchacho, (que se hizo famoso por reemplazar al alienado y también gran guitarrista psicodélico Syd Barrett), uno de los mejores violeros de la historia del rock.
Difícil recomendar un tema de este señor que nadie conozca, pero mis prefes son "Time" de Pink Floyd y de su carrera solista "There's no way out of here", por nombrar algunos.

JAN AKKERMAN (Ámsterdam, 1946)
Otro violero de ley, menos conocido que Gilmour pero no por eso menos genial. Es que Jan Akkerman, guitarrista original de la banda holandesa de los setentas FOCUS, era simplemente demoledor. Con un estilo mas influenciado por la música clásica y el flamenco, a la vez que el rock, sus solos podían alcanzar momentos atmosféricos como los de Gilmour o velocidades increíbles para
un guitarrista de rock de principios de los 70. Los primeros trabajos con la banda son los mas logrados y su habilidad es innegable. Solos como los de Hocus Pocus son la quintaesencia del estilo heavy metal que vendría en los ochentas. Imposible no nombrar su duelo de guitarras con el maestro Paco de Lucia a mediados de los setentas. Aunque mas que duelo, lo llamaría tonteo. Con su aspecto de haberse escapado de una aldea gala del cómic Ásterix, este talentoso guitarrista entra de lleno en la gloria del género.
Recomiendo el ya mencionado Hocus Pocus y el tema Le clochard, por su belleza simple.


STEVE HOWE (Holloway, 1947)
Steve Howe, eximio guitarrista de las bandas Yes, Asia, GTR, etcétera, es un virtuoso de pura cepa. Howe tiene una técnica mixta única de guitarra flamenca, clásica y rockera. Destacado por un sonido de guitarra bastante limpio (con lo cual se puede mentir menos) y un nivel de apertura de dedos
increíble y envidiable. Howe es para mí, quizás, el de más destreza técnica de todos. A la vez, un verdadero freak de las seis cuerdas. Con su aspecto de elfo en los setentas y de Gremling hoy en día, Howe es un tipo que influyó mucho a los estudiantes de guitarra de conservatorio con temas como "The clap" y "Mood for a day". También podríamos mencionar un tema mas eléctrico como Siberian Kathru.

STEVE HACKETT (Londres, 1950)
El mas jóven de la lista es quizás el mas reconocido. Hackett es justamente reconocido por su estilo de fingerpicking, erroneamente adjudicado a Eddie Van Halen, aunque este último puede haberlo mejorado y reelaborado, pero es Hackett, guitarrista de Génesis quien impuso este estilo tan
innovador y técnica de guitarra increíble. Este Steve, a diferencia del elfo anterior que era un hijo de la luz, es mas un abanderado de las atmósferas oscuras. Los discos del Génesis de principios de los 70s (para mi el mejor Génesis por lejos) cuando todavía estaba Peter Gabriel, son casi como películas u obras de teatro 100% terroríficas. Entre el surrealismo y la oscuridad más absoluta. No por nada Hackett abandonó Génesis pocos años después que Gabriel. Es que cinco era el número. Eran ellos, eran los mejores, y sin una pata la mesa no sirve. En esa época, Hackett tocaba sentado, observando las excentricidades de Gabriel con cierta sonrisa de admiración. Como un estudiante tímido de conservatorio admira a un artista de vanguardia.
Temas recomendados en Génesis: "Horizons", "Dancing with the Moonlight knight! y "Firth of fifth".


ROBERT FRIPP (Wimborne Minster, 1946)
Para mí el mas extraño, mas extrafalario, misterioso y alienado de todos. No sé si el mejor también. Pero lo cierto es que Robert Fripp está loco. No sé si a un nivel de internación, pero Fripp es una especie de sociópata, o psicópata, alienado loco increíble. Una especie de duende o enano metafísico Gurdjieffiano bizarro. Fripp es el alma de la gran banda King Crimson, cuyos primeros ocho discos son uno mas loco y zarpado que el otro. Todos los demás músicos (grosos todos) fueron y vinieron, pero la banda es él y el día que se muera morirá con él. Este petiso loco, que también tocó con
Brian Eno, Peter Gabriel, David Bowie, Andy Summers, Joe Satriani, Steve Vai (la lista sigue) y hasta jugó con la New Wave en los ochentas, inventor de los Frippertronics, un chiche electrónico que solo él entiende y esas escalas endemoniadas imparables y enfermizas de guitarra, donde cualquier intento de seguirlas terminan en la sala de urgencias por desgarros, calambres en la manos o nudos en los dedos. Robert Fripp estuvo siempre, desde el día cero de King Crimson, sentado como un guitarrista clásico, pero no lo es. Su estilo es propio, es Frippieano. Freakeano. Con su sonrisa moderada, es enano loco es para mi, uno de los músicos de vanguardia mas importante de los últimos cincuenta años.
Recomiendo con fruición los temas "Sailor's tale", "Larks tongues in Aspic part 1" y "Frame by Frame" para tomar una buena cucharada de Fripp.

Bueno, esta fue mi lista. ¿Y usted que elige? ¿Cuales son sus guitarristas progresivos preferidos?
Hasta la vista!

domingo, 24 de junio de 2018

Nueva Narrativa Contemporánea de Ciencia Ficción Argentina



Como era de imaginar, faltaba una segunda parte. Quizás mucho mas sustanciosa y generosa que la anterior y es que, en los últimos años, el género cobró fuerza y vigor, sobre todo con las nuevas generaciones, que escriben una ciencia ficción, no desde el nicho, sino desde la lógica de todo género literario que muta acorde a los tiempos que corren. Estos, a continuación, son algunos ejemplos de la Nueva Narrativa contemporánea con cierto toque o dejo de ciencia ficción moderna o actual.

Guillermo Saccomanno
- "El oficinista" Novela. 2010.

Juan Terranova
- "El vampiro argentino" Novela. 2011.

Federico Falco
- "Cielos de Córdoba" Nouvelle. 2011.

Luciano Lamberti
- "El loro que podía adivinar el futuro" Cuentos. 2012.

Hernán Vanoli
- "Las mellizas del bardo" Nouvelle. 2012.
- "Cataratas" Novela. 2015.
- "Pyongyang" Cuentos. 2017.

Martin Felipe Castagnet
- "Los cuerpos del verano" Novela. 2012.
- "Los mantras modernos" Novela. 2017.

Michel Nieva
- "¿Sueñan los gauchoides con ñandúes eléctricos?" Cuentos. 2013.
-"Ascenso y apogeo del imperio argentino" Novela. 2018.

Sebastián Robles
- "Las redes invisibles" Cuentos. 2014
- "Apuntes sobre Philip K. Dick" Ensayo junto a Juan Terranova. 2017.

Carlos Godoy
- "La construcción" Novela. 2014.

Sergio Bizzio
- "Dos fantasías espaciales" Cuentos. 2015.

VVAA
- "Los fuegos de Orc" Poesía. 2016.

Juan Diego Incardona
- "Las estrellas federales" Novela. 2016

Ignacio Román González
- "La analogía del cielo" Novela. 2016

Matías D'angelo
- "Cuentos del multiverso" Cuentos. 2016.

Matías Capellotti
-"La isla rodante" Novela. 2016.

Carlos Chernov
-"El sistema de las estrellas" Novela. 2017.

Inés Acevedo
- "Quedate conmigo" Novela. 2017.

Mariano Sánchez
- "Un Renault 12 de otro planeta" Nouvelle. 2017.

Ariadna Castellarnau (Española)
- "Quema" Novela. 2017.

Horacio Convertini
- "Los que duermen en el polvo" Novela. 2017.

Lucila Grossman
- "Mapas terminales" Novela. 2017.

Néstor Garcia Canclini
-"Pistas falsas" Novela. 2018.

Samanta Schweblin
-"Kentukis" Novela. 2018.


martes, 29 de mayo de 2018

CIENCIA FICCIÓN ARGENTINA - Una línea de tiempo



Mucho se ha dicho sobre la ciencia ficción como género literario, mucho se ha discutido su definición y que es o no, dicho género. Más acá, por estos lares, se ha discutido que es ciencia ficción en Argentina, o cual es, o cuales son sus grandes obras y autores.
A continuación, una breve guía no-descriptiva, de los orígenes, sucedáneos y demás en la historia regional del género que tanto da que hablar y que sigue mas vivo y mutante que nunca.

Contra todas las frases hechas como "La ciencia ficción argentina no existe" se impone la búsqueda y la investigación.

En los albores de la literatura argentina misma, podemos encontrar a un personaje, casi contemporáneo a Julio Verne, padre canónico del género.

Eduardo Holmberg:
- "El maravilloso viaje del señor Nic Nac" Novela. 1875.
- "Horacio Kalibang o los autómatas" Cuento. 1879.

Eduardo de Ezcurra:
- "En el siglo XXX" Novela. 1891.

Leopoldo Lugones:
- "Las fuerzas extrañas" Cuentos. 1906.

Horacio Quiroga:
- "El espectro" Cuento. 1921.

Roberto Arlt:
- "La luna roja" Cuento. 1933.

Adolfo Bioy Casares:
- "La invención de Morel" Novela. 1940.
-"La trama celeste y otros cuentos" Cuentos. 1948.
- "Dormir al sol" Novela. 1973.

Jorge Luis Borges:
- "Tlon, Uqbar, Orbis Tertius" Cuento. 1941.
- "La lotería de Babilonia" Cuento. 1941.
- "Las ruinas circulares" Cuento. 1941.
- "La biblioteca de Babel" Cuento. 1941.
- "El Aleph" Cuento. 1949.

(Mención aparte para El Eternauta, obra cumbre del cómic argentino, de Oesterheld y Solano Lopez. 1957-1959)

Héctor Oesterheld:
- Cuentos. Entre 1955 y 1970.
Compilados en 2014 bajo el título de "Mas allá de Gelo"

Pablo Capanna:
- "El sentido de la Ciencia Ficción" Ensayo. 1966.

Vanasco y Goligorsky:
- "Memorias del futuro" Cuentos. 1966.
- "Adiós al mañana" Cuentos. 1967.

Goligorsky y Langer:
- "Ciencia ficción: Realidad y psicoanálisis" Ensayo. 1969.

Varios Autores:
- "Los Argentinos en la Luna" Cuentos. 1969.

Angélica Gorodischer:
- "Opus dos" Novela. 1966.
- "Bajo las Juveas en flor" Cuentos. 1973.
- "Trafalgar" Cuentos. 1976.
- "Casta Luna electrónica" Cuentos. 1977.
-"Kalpa imperial" Novela. 1984.

Eduardo Goligorsky:
- "Esperando a los bárbaros" Cuentos. 1977.

Manuel Puig:
- "Pubis angelical" Novela. 1979.

Sergio Gaut vel Hartman:
- "Cuerpos descartables" Cuentos. 1985.

Roberto Panko:
- "Sexilia" Novela. 1998.

Esteban Valentino:
- "Todos los soles mienten" Novela. 1999.

Rafael Pinedo:
- "PLOP" Novela. 2004.
- "Frío - Subte" Nouvelles. 2006.

Carlos Gardini:
- "Belcebú en llamas" Novela. 2007.

Y bueno, podemos seguir rastreando autores y obras de ciencia ficción en la literatura argentina, pero ya tenemos bastante tela para cortar. Puedo estar olvidando varias obras del siglo 20, pero rastrearlas todas es una tarea casi imposible, ya que pareciera que nadie se tomó el tiempo de compilarlas en ninguna página web, al menos que yo haya encontrado.

En fin, estas serían entonces, algunas de las obras mas clásicas y esenciales, por no decir canónicas del género en nuestro país, desde finales del siglo 19 hasta principios del siglo 21. En la segunda década del presente siglo, una nueva generación de escritores, renovaría la relación con el género y las obras de multiplicarían por doquier. Pero esa es la nueva camada, eso es el presente y lo dejamos para otro día.

Continuará...







sábado, 30 de diciembre de 2017

Ciencia ficción en el teatro



Primer Acto

Se abre el telón. Aparece un gran parque, que bien podría ser el Centenario. Es un día soleado y primaveral. Por el costado aparece Esteban Maravilla. Por el otro costado sale Jorge Sorpresa. Se saludan con un ademán de cabeza.

JORGE Es increíble este día, y pensar que hace como cuarenta y cinco años, por estos mismos rincones, vagábamos nosotros, los herederos de los náufragos. Los militantes. y sentíamos que teníamos el cambio a la vuelta de la calle Rosario.

ESTEBAN A mi lo que me sorprende es que sigamos vivos. Después de todo, sobrevivimos épocas muy oscuras. Las matanzas, los enfrentamientos, el genocidio silencioso, y luego, sobrevivímos al olvido.

JORGE Si, y aquí estamos compañero. Dos sexagenarios, divorciados, pelados, con reuma. ¿A donde se fué tan rápido nuestra juventud?

ESTEBAN No la busque tanto mi amigo. Que la juventud no es una canica que se pierde. Es mas bien una ilusión que se desvanece.

JORGE Que poeta.

ESTEBAN Ojalá lo fuera.

Ambos caminan unos pasos por el pasto, rodeados de jóvenes jugando a la pelota, que simplemente ignoran su presencia. Como dos fantasmas perdidos en un mundo material que ya no les pertenece.

Entonces llegan hasta una parte del parque donde hay un inmenso domo moderno. y frente a eso, se detienen y lo miran amargados, con las manos en los bolsillos.

JORGE Te acordas de que acá estaba ese rudimentario escenario? En plena época de divagues, con el tío Camporita dirigiendo la batuta.

ESTEBAN Si, me acuerdo. Aquellos eran LOS días, mi amigo.

Ambos caminan un poco mas. De repente, Jorge se detiene en seco.

JORGE Pará! escuchas?

Esteban lo mira confundido.

ESTEBAN Que cosa?

JORGE Prestá atención y agudiza el oído.

ESTEBAN Por mas que lo intento solo escuchó las voces de la gente en el parque. Los pibes gritando y... una música...

(Suena de fondo una música. Larga vida al Sol de Color humano, en vivo. 1972)

JORGE Eso! la música, escuchala bien! A que te suena? concentrate solo en la música.

Esteban cierra los ojos y parece meditar. Jorge lo observa respetuoso.

JORGE Y? Ese punteo de guitarra. No te suena familiar?

Eteban, aún concetrado, abre sus celestes ojos, tras las gafas, y se relame con una sonrisa cómplice.

ESTEBAN Si, me suena a la guitarra de Edelmiro. Color Humano o Almendra o algo así...

JORGE Si, es Color humano, tocando en el parque otra vez. Mirá!

Ambos sexagenarios se agarran uno al otro por los codos de la emoción. Frente a ellos, el domo desapareció. El parque parece mas arbolado, mas poblado de gente, como en un festival, y frente a ellos, en un rudimentario escenario de tablones, la banda Color humano está tocando con toda la polenta, frente a algunos cientos de rockeros desgarbados, con pulseras de cuero marrón y pantalones campana de jean gastados. Se siente un leve aire a marihuana en el aire. Ambos recuerdan los aires de cambio del verano '72 al '73.

ESTEBAN Jorge! mirá, es imposible! Todo volvió a la normalidad. Volvimos!

JORGE Volvimos si!!

Los dos abrazados, con lágrimas en los ojos, dan saltitos de alegría., mientras algunos hippies los observan y ríen.

HIPPIE Eso así se hace! Que viva el amor!

MONTONERO Claro que volvimos, volveremos!

Y ambos con los dedos en V saludan a los viejos felices, que incómodos, se sueltan y hacen la señal de la Victoria o de la Vuelta. Contentos y animados, se internan entre la multitud colorida del parque setentoso.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Viaje al interior de un agujero negro



"Cualquier cosa o persona que cae a través del horizonte de sucesos, pronto alcanzará la región de densidad infinita y el final del tiempo" Stephen Hawking.

Abro la escotilla de la nave y salgo disparado, como si fuese succionado por una terrible fuerza invisible. Ubicado enfrente y por encima a la vez de algo incomprensible. Rodeado por la materialidad de donde provine y la anti-materia, hacia mi destino. Desplazándome a segundos luz, rápido como tiburón al acecho.
Desde mi escafandra todo lo que mis ojos vieron, ven y verán, es solo oscuridad, inmensidad sin fin. Es como cuando uno abre los ojos en un cuarto oscuro y no sabe si tiene los ojos abiertos o cerrados. Es lo mas cercano a estar ciego, aunque sé que no lo estoy. Todavía puedo ver mis manos enguantadas, y mis pies lejanos. Puedo ver mi cuerpo cubierto con el traje espacial y sin embargo, cuanto mas me desplazo y me sumerjo en la nada, mas solo me siento y de poco mi cuerpo su luz y su color, así como cada vez tengo menos sensaciones.
Estoy como en estado vegetativo, pero puedo pensar, razonar, comprender mi situación. Es como si me hubieran dado una anestesia parcial de mi cuerpo, sin perder el conocimiento. Me siento en estado onírico, como viviendo un sueño del cual no puedo despertar. Me alejo cada vez mas de la materia para adentrarme en lo desconocido.
Espero poder evitar caer en una singularidad desnuda. Si tan solo tuviera la buena fortuna de entrar en un agujero de gusano, quizás evitaría estirarme como un chicle y ser despedazado por la fuerza gravitacional que el agujero ejerce sobre mis pies de forma mas brusca que en mi cabeza.
Entrar por un "agujero de gusano", lograría no solo salvarme la vida, sino la posibilidad de comprobar los viajes espacio-temporales de los que hablaba Einstein, entre otros, y llegar así a otro tiempo y otra parte del universo.
Pero eso sería tener demasiada suerte, y como dijo Einstein, Dios no juega a los dados. Igual, quizás, tenga un golpe de suerte, y mi destino sea, finalmente, las estrellas lejanas y nuevos mundos.
Si no es así, morir en el espacio es como volver a la fuente primordial de todo ser vivo, volver al Cosmos. Cenizas a las cenizas, polvo al polvo... !estelar!
El sueño de todo astrofísico, científico y/o astronauta. Pienso yo. Pero de pronto...
Empiezo a dar tumbos en mi lenta caída libre y voy bajando a modo de espiral. Sé que es imposible pero siento que una leve brisa azota mi cara.
Veo, con la poca luz que refleja mi cuerpo, cada vez mas oscuro, que mis pies están mas lejos de lo habitual y mi cuerpo empieza a alargarse cual goma de mascar.
Miro hacia "arriba", si es que existe un arriba y un abajo, y la nave desapareció. Me había alejado más rápido de lo que pensaba.
Mi cuerpo, cual banda elástica, parece que en cualquier momento va a cortarse con un imposible !!zzz-latch!!
 En breve será mi fin. Mi fin pasó, mi fin es ahora, mi fin devendrá pronto. Pero el fin siempre llega.
Caí en una singularidad desnuda, el final era inminente. Pero ¿Porqué sigo vivo?
Acuden a mi cabeza recuerdos de mi infancia, recuerdos olvidados como ver el rostro de mi madre por primera vez, roja y sin aliento. La sensación dolorosa de salir del vientre materno a un mundo frío y ruidoso, duro y violento. Un padre desmayándose, un hermano mayor odiándome y luego curioso.
Luego, como un tren de recuerdos sinfín, acuden imágenes de mi niñez, adolescencia, madurez... Desde amistades, travesías, estudios, amores... hasta el último recuerdo, antes de partir, del doctor Molécula diciéndome "Dios detesta una singularidad desnuda, ahí se termina todo su poder".
Ahora es todo claro para mí. Al caer en el agujero negro, la singularidad que en el pasado inició el Big Bang, en el futuro genera estos colapsos gravitatorios, como en el que estoy ahora sumergido.
Traspaso entonces así, lo que se conoce como "horizonte de sucesos", lo cual significa que más allá del umbral de entrada del agujero negro, las cosas no suceden, yo no sucedo porque ya no soy más. No existe mas la materia. Mi cuerpo se estiró hasta el infinito y desapareció. Solo queda una consciencia moribunda, quizás solo un recuerdo residual de lo que fuí alguna vez, suspendido en alguna red de la nada inmaterial.
Creo que al final sí encontré un agujero de gusano por el cual colarme y así viajaré hasta el fin de los tiempos, si es que el tiempo tiene fin algún día.
Pienso que ya morí hace mucho tiempo, quizás pasaron miles de años en la Tierra ya, aunque es imposible calcularlo, y creo que mi mente aún no lo asimila. Mis pensamientos siguen flotando en algún lugar indeterminado del espacio sin-tiempo. Viajero atemporal de la nada misma. Entonces concluyo que viajar por el espacio no es tán diferente para mí que soñar despierto.
Fin del comunicado.
2010.

martes, 31 de octubre de 2017

Agua en Marte



Una vez que bajó por el ascensor se encontró con el mapa inmenso y anaranjado de un gran mar de dimensiones increíbles.
La superficie era plástica, de una textura suave y terciada. Parecía la imagen del fondo cristalino de una pileta de club, o la orilla del Mediterráneo griego.
La opacidad del cuarto hacía temblar sus párpados de una forma molesta. Necesitaba tomar el Hidroxilíaco Metan 4 para calmar esa sensación.
Por más que intentara darle vueltas al asunto, no podía entender cómo era posible ver lo que estaba observando. Pocas veces en la vida uno no puede dar crédito a lo que ven los ojos. Pueden ser distintas cosas, como la violencia indiscriminada a los animales, un columpio fabuloso en el espacio, y cosas más absurdas aún...
Mientras miraba lo que le parecía increíble, apareció Kiko Veneno, el gatito negro de a bordo. Y se miraron un rato y luego cada uno siguió contemplando su propio más allá. Como la mayoría de la tripulación a esas horas dormía, decidió que lo mejor era ponerse a hacer algo tranquilo, como podía ser tejer un pulóver para el gatito que buscaba refugio del casi frío polar que imperaba en la estación.
Lo sentó en su falda, sacó de su morral un poco de lana, agujas de tejer y anteojos de grueso armazón negro. Concentrado en su labor, empezó a hamacarse suavemente en una mecedora. ésta era de un plástico rojo brillante y con ese olorcito a plástico nuevo, como de juguete recién comprado.
Una vez pasaron los minutos, pasaron las horas. Una vez pasaron las horas, pasaron los días. Una vez pasados los días, pasaron las semanas. Una vez pasadas las semanas, pasaron los meses, y así una vez pasados éstos, pasaron también los años, cuando finalmente terminó el pulóver. Todo seguía como siempre, el gato sobre su falda, el frío en aumento y ese extraño suceso igual, inerte o casi estático, como la fotografía fantasmagórica de un muerto decimonónico.
Una vez que arropó a Kiko y éste se perdió en los pasillos extensos de espaciosa estación-antena, se acercó a los ventanales circulares. Todo parecía aletargado, como sumido en una nube sedante y rosácea.
Luego de mirar horas y horas entendió que era muy probable que ya nadie despertara de su sueño espacial. El pasaje no cambiaba, el tiempo parecía no correr y el gato no envejecer, quizás como resultado de ese mar petrificado que parecía observarlo desde la inmensidad del olvidado planeta rojo.
Entonces entendió su destino incierto, entendió que ya no era un ser humano como solía serlo, que era solo un recuerdo de haberlo sido, ni siquiera recordaba si era un hombre o una mujer, y ya tampoco le interesaba saberlo. No recordaba ni su nombre, ni su origen. Se sentía plantado en aquel lugar de una forma violenta, como un cuerpo sin sentido.
Estaba inmerso en ese extraño planeta al cual nadie había ido antes, ni nadie volvería, ya que a nadie le importaba. Era la sombra de algo que alguna había tenido un pasado y un sentido, de lo que quedaba sólo una triste silueta sin libertad de acción, atrapado en un tiempo eterno.
Acompañado sólo de un gatito negro llamado Kiko Veneno, el cual encima gustaba de esconderse, librado a una suerte de vida eterna, sin más propósito que el de ponerle fin de alguna manera a ese sufrimiento abstracto y melancólico en el que se encontraba, porque ya no era una persona sino un soplo, o ya casi un aliento del mismo Kiko Veneno.
2009.

martes, 24 de octubre de 2017

Los Diez mejores discos solistas de Spinetta:



Es sabido que Spinetta cuenta con una discografía amplia y reconocida a lo largo y ancho de poco mas de cuatro nutridas y convulsionadas décadas.
Desde finales de los sesentas, cuando imperaba el régimen de Onganía, hasta los tiempos Kirchneristas, hace poco finalizados.
El país cambió mucho socio-políticamente en ese tiempo. Cambio y no. Pero bueno, no es la cuestión a dirimir ahora. Pero en la discografía de este músico particular, podemos rastrear algunas de esas esquirlas de nuestro pasado mas inmediato, como bálsamo para entendernos un poco más.
Elegí diez discos de su carrera solista, solo por capricho, como una forma de recortar algo de lo personal, que en los discos dentro de bandas quizás se pierda en lo comunitario. Sobre todo por la postura del mismo flaco de abrir el juego a sus cofrades musicales. Aunque es difícil no entender sus discos "grupales" como parte de un proyecto siempre muy personal y autónomo. Lo que nunca tranzó fue su apuesta artístico-musical. Pero bueno, haciendo la salvedad de "Artaud", el resto son discos de su carrera solista propiamente dicha.

Top Ten Spinetteano para escuchar sin culpa:

10: Un mañana (2008)

Este disco, muy esperado desde el, para mi fallido, álbum Pan (2006), que condensa un Spinetta de voz gastada, pero efervescente. Desde el arranque fuerte del primer tema "La mendiga", nos damos cuenta que el flaco no tiene tapujos a la hora de entregarse a un soft rock de fuerte contenido poético. "Vacío sideral", es una canción que decae un poco, pero que interesa por su sonoridad compleja.
Ahora bien, "No quiere decir" es un Spinetta que entusiasma, que nos dice, bueno, acá estoy yo, que con mi dulzura y calma te digo algo que no quiere decir. Una bella composición típicamente spinetteana para deleitarse los oídos.
"Tu vuelo al fin", uno de los puntos mas altos del disco, con mucha potencia rockera, es lo mas esperado a la hora de escucharlo en vivo, y en parte gracias a las violas de Nico Ibarburu, violero uruguayo de gran tenor.
"Hiedra al sol" recupera al Spinetta acústico, largo tiempo olvidado desde ¿Peluson of milk?
Y así llegamos a "Canción de amor para Olga". Quizás los fanáticos mas acérrimos me odien por lo que voy a decir, pero para mí, es el gran pelotazo del disco. Perdón, le de mil oportunidades y me sigue pareciendo el torro clásico de Claudio Cardone, el tecladista que menos me gusta de los que tuvo el flaco.
Lo que sería el lado B, contiene para mí lo mejor. El tema que da nombre al disco, saca al mejor flaco instrumental, que también tenía olvidado desde... bueno no sé, algunos años también. Si bien es una melodía un poco monótona, tiene ese no se qué con onda que tanto nos gusta a todos. !Temón!
"Mi elemento" vendría a ser el hit del disco o corte de difusión radial. Un buen tema que lejos de ser la tribunera "Seguir viviendo sin tu amor", logra que se nos quede en el inconsciente por tiempo indeterminado.
"Hombre de luz", es una canción rara, con letra del padre de Luis. Es una canción angustiante y por momentos te puede hacer perder la paciencia. Sería el elemento mas disonante del disco, y por eso mismo lo rescato.
"Preso ventanilla" es un temazo de siete minutos con mucho 'punch', rock y batería muy marcada. Las letras bueno, eso se lo dijo a todos aquellos que están sacando libros analizándolas. Yo me enfoco en lo musical, y este es un tema buenazo que levanta mucho después del anterior tema casi soporífero.
"Despierta en la brisa" es simplemente el mejor tema del disco, y hay muchos temas buenos. Pero para mí, éste es el último gran tema de la discografía del flaco. La letra es clara y hermosa, con un mensaje fuerte y conmovedor. Las guitarras acústicas y el final tienen un vuelo digno del mejor Spinetta de Invisible. Lo mismo que las violas con slide de Baltazar Comotto, otro gran violero invitado. Hermoso hasta el final. Tema de antología.
"Para soñar" tiene una cadencia muy jazzera y tranquila que cierra perfecto el último disco de estudio en vida del flaco. Un gran cierre para una obra memorable y única. Confirmando su status de uno de los mejores músicos argentinos.

09: Silver sorgo (2001)

Bueno, el disco, en plena crisis social en Argentina, arranca con "El enemigo". Un temazo por donde se lo mire, de fuerte mensaje social. No sé, está todo dicho ahí en la canción. Mejor arranque, imposible.
"El mar es de llanto" tiene un bajo de Marcelo Torres (ex Socio) genial. Pero no me conmueve mucho en si. Muy soft. Como un Pat Metheny cansado.
"Ni hables" me gusta menos. Los aportes corales de Grace Cosceri me exasperan bastante por momentos, pero bueno, de eso se trata todo esto ¿no? de gustos personales. La letra intachable.
"Tonta luz", como "Hombre de luz", es el Spinetta exasperante. Música super melodramática y vertiginosa, pero acá hay algo mejor que en el otro tema. Primero que la letra es mas eficiente y el final de "disco rayado" es insoportable y genial a la vez. El Spinetta experimental es genial. Si llegas al final de la canción sos groso de veras.
"Adentro tuyo" es el tema que le pones en tu casa a una chica que te gusta mucho y que bueno, le queres sugerir que te gustaría hacerle el amor una y otra y otra y otra vez. El "Spinetta cachondo" también sale muy bien parado, y es un Spinetta que casi nadie rescata y sin embargo es genial.
"Llama y veras" son esos temas que casi no escuchas, pero que sin embargo tienen su "charme". De letra muy visual, es el copetín tranquilo antes de la tormenta.
La tormenta es "Abrázame inocentemente", otro highlight de la discografía spinetteana. Con fuerza, crescendo, rock y una letra potente. Quizás el segundo mejor tema del disco.
"Esta es la sombra" me encanta. Tiene un halo de misterio Junguiano, que me recuerda al Spinetta mas oscuro de Tester de violencia o Don Lucero.
"Mundo disperso" es el tema mas moderno del disco, según mi humilde opinión. Con unas guitarras rockeras, duras y cortantes, sirve de enlace con...
"Cine de atrás", quizás el tema mas flojo del disco. Mas aburrido y calmo. Pero no me hagan caso, de seguro es un gran tema para descubrir en algún momento de nuestra vida.
"La verdad de las grullas". Bueno, es junto a "El enemigo", el gran tema del disco. La letra es una de las mejores del flaco. Un mensaje críptico y claro a la vez. La humanidad disociada de su capacidad de empatizar con sus hermanos. Un mensaje que va muy bien con el contexto actual que vivimos.
"Bahía final", es una especie de coda. Un tema que en realidad es del disco anterior "Los ojos", acreditado a Los socios del desierto, pero que es un disco tan o más personal que Artaud.
Esta versión tiene mas ritmo y fuerza que la original y cierra un disco bastante bueno. El primero del flaco versión "nuevo milenio".

08: Fuego gris (1993)

El disco arranca con "Escape hacia el alma". Otra vez, un arranque premium. No sé que más puedo agregar. Para mi es un temazo de pe a pa. Desde las guitarras acústicas cortadas y ese tempo loco, hasta la letra. !Pura magia!
"Yo no puedo dar sombra" es un tema enigmático, al mejor estilo Spinetta. Convengamos que para mí, este es de los discos mas tristes del flaco, y este tema, si bien no es bajón, tiene un dejo de melancolía, que dependiendo del día, te puede tirar un toque abajo. A mitad de tema el flaco mete una cosa vocal casi operística que siempre me voló la peluca. Pases mágicos. Letra de otro planeta.
"Nirvana mañana" es un tema raro. No sé si me gusta mucho, pero es de esos temas que algo tiene. De pronto todo estalla y te saca de la comodidad aletargada a la que te tiene acostumbrado.
"Verde bosque". Otro highlight del disco o punto alto. Ya como arranca la letra es eso... nena, tu cabeza va a estallar. !Temón de aquellos!
"Preciosa dama azul", es la perla de belleza Spinetteana de esas que le salen al chabón porque bueno, es un fuckin' iluminado y ya.
"Tocando sin sentir", sería algo así como el tema filosófico existencial del disco. El mas perturbador y abrumador. Otro temazo del joraca.
"Parado en la sentina", es de esos temas que cuando lo escuchas la primera vez no le das bola, y después te das cuenta que es un tema tremendo, con una letra que te hace poronga (perdón la expresión).
"Cadalso temporal" es uno de los pocos rockanroles del cd. Abrupto, violento, frío y duro. Una canción que te pega fiero cuando grita "hay un momento en que duele el sida..." algo que no esperas en una letra del flaco, y de pronto está ahí y te lastima. Hay un allá, pero ojo, también hay un acá. Hazte cargo pues de todo eso. Ser poeta es mucho más que solo cantar sobre pompas de jabón.
"Penumbra". No voy a hablar de la penumbra. La penumbra se explica sola. Otro hermoso tema que nos regaló el flaco para la posteridad y que tan noblemente versionó Migue García.
"Feroz canción", bueno, es un tema raro. Creo que es de los pocos temas del disco que paso. Paso.
"Dedos de mimbre" levanta otra vez. La canción también, tiene una letra de la san putx. Creo que es una canción vieja. Quizás de los ochentas. I like it very much!
"Trampaluz" es un tema oscuro. Siempre me dio un poco de pavura. Me inquietan las imágenes. 'Hay un muñeco que cambia de fase' canta el flaco y se escucha un grito agónico. Miedo.
"Caspa tropical", rompe la atmósfera tétrica del tema anterior. Acá vemos al flaco jodón. Que se divierte cantando como un niño. Sin embargo el mensaje también es claro y contundente. Buena rola como dirían los mexicanos.
"Oh! doctor", un tema convulsionado. El tema arranca como algo medio maquinal y ondulante. De repente estalla un rock machaquero y confuso. Me gustan los estallidos y alaridos del final. Otra vez la locura es objeto de estudio del flaco.
"Flecha zen" es uno de los mejores temas del disco. Mucha poesía, zen e incógnitas sin responder. Hermoso.
"Cordón de perfume". Un tema enlace al final del disco. Es perturbador, frío, incomprensible. Me gusta. Sobre todo la voz de Machi al final diciendo roooo. Bah! creo que es Machi. Suena a Machi.
Y bueno, por último, Norte de nada, el gran final de un disco poco valorado en su momento, pero que descubrís con el tiempo, como Lalala y te das cuenta que no siempre los grandes discos son reconocidos en su momento, y a veces están creados para generaciones futuras.

07: Para los árboles (2003)

Para mi, un disco 10 puntos del flaco. Moderno, swinguero, mágico. Este disco tiene todo.
Un flaco modernizado y amigado con la nueva tecnología y los sonidos del siglo XXI. Desde "Sin abandono", un gran tema que arranca con samplers, pasando por "Cisne", pura poesía del mejor Spinetta mas estilista y sensible.
Otra vez la colaboración de "Yoko" Grace Cosceri me supera, pero lo soporto mas que en Silver sorgo.
"Halo lunar" es otra gran perla musical. Me enamoran los bajos de Malosetti, que le dan ese sonido jazzero y fresco al disco, así como el talk-box hip-hopero de Valentino es como la frutilla del postre.
"Yo miro tu amor". Un blues distorsionado y pesado, que avanza como un Mamut cansado, me fascina.
"A su amor allí". Una muy dulce y bella canción de amor.
"Agua de la miseria", es el gran éxito hitero del disco. Nada, todos lo escucharon. Se defiende solo.
"Dos murciélagos" es, quizás, el tema que menos me gusta del disco, sin llegar a generar en mi la necesidad de pasarlo.
Por otro lado, "Vidamí", es el mejor tema del disco y eso es decir mucho.  Lo mismo se puede decir de "Ciénaga dorada". Esa canción que habla de las miradas, los flechazos, los enamoramientos no correspondidos. Para mi en lo personal, es un tema que me remonta a aquella época en que salió el disco y me trae muy gratos recuerdos.
"Néctar", otro temazo che. Esa onda medio japonesa, medio oriental, no sé. Después se pone mas popero en el estribillo. Al flaco le sentaba muy bien el pop cuando tenía ganas de abordarlo.
"El lenguaje del cielo" es otro de esos temas en donde el flaco se ríe de nuestra escucha. De repente parece que el disco salta. Puteas la primera vez pensando que te vino rayado, pero no, luego el tema sigue con su cadencia tranquila y embriagadora en una canción de hermoso significado.
El disco cierra con la cortazariana "Tu cuerpo mediodía". Unas violas sintétizadas y con distorsión, casi a capela nos dejan con la sensación de que al flaco, amén de otros contemporáneos, le quedaba mucha cuerda y talento, pasados los cincuenta pirulines.

06: Tester de violencia (1988)

Acá nos acercamos al núcleo duro de los grandes discos spinetteanos. Quizás para muchos el mejor, o uno de los mejores tres discos solistas, pero bueno, para mi ocupa la noble sexta posición.
Un disco de difícil escucha. De letras mas cercanas, filosóficas, y menos etéreas de Spinetta.
"Lejísimo" arranca al palo. Baterías a full y mucho ritmo ochentero que de entrada nos acercan a un disco por momentos muy frío, muy oscuro y muy duro en su mensaje.
"Siempre en la pared", es un temazo también. Mas ameno, pero con una letra rara. Quizás el disco mas "cocainómano" del flaco, sin querer decir que tomaba o no. Simplemente por la estética, el sonido frío, sintético, blanco.
"Al ver veras", otro tema de antología. La letra es alucinante también. Son las cosas que te hacen volver y volver a re escucharlo como mil veces hasta tratar de sacarle hasta la última gota de sentido.
"La luz de la manzana" es uno de los temas duros del disco. Casi en clave. 'Hoy se conmemora el año momia' dice en un momento un Spinetta poseído. Es raro y desolador. El sol y la vida parecían no sonreírle a un flaco por lo general, aliado a la luz.
"El marcapiel" es el gran rock and roll del disco. Se compagina muy bien con el tema casi en chiste de "El mono tremendo", canción de sus hijos, antes de ser Illya Kuryaki. Solos de guitarra veloces con tapping, bien de los ochentas, a manos del enorme violero Guille Arrom. El tema, más allá de lo infantil de la letra, la rompe de veras.
"Organismo en el aire", vuelve al Spinetta introspectivo y reflexivo. El viento chau, se llevo lo que miraba... la letra es rara y casi hipnótica, pero hermosa y terrible a la vez.
Lo mismo puedo decir de "Tres llaves" y sobre todo la gran perla y corte de difusión del disco "La bengala perdida". Inspirado en los trágicos sucesos de un partido entre Boca y Racing, cuando un hincha murió a causa de una bengala perdida, es el tema con mas contenido social directo del disco, siempre pasado por las mirada reflexiva Foucaulteana que atraviesa casi todo el álbum, donde los cuerpos son cosas que se pierden, mientras la memoria los recupera de un destino terrible y final.
Lo mismo, cierta influencia Castanedeana, que vuelve otra vez, desde Alma de diamante (1980), para entender ciertas fuerzas energéticas terribles, que están más allá de nuestro mundano entendimiento.
"Alcanfor", es otro enorme tema. También frío y extraño. Se cuenta un viaje de LSD, como una especie de regresión al útero materno.
El disco cierra con el mas popero y amigable tema "Parlante". Otro que podría haber sido el corte de difusión mas amigable y menos terrible simbólicamente que "La bengala perdida". La verdad, un disco que varios artistas deben envidiar por su contundencia simbólica y filosófica que traza de forma coherente y convincente. Magistral obra maestra. Y si no lo pongo mas arriba en el ranking es porque creo que fue un disco que me hizo un poco de daño en su momento, pero nada más.

05: A 18' del sol (1977)

Bueno, este es EL gran disco de jazz fusión o jazz rock del rock nacional. Quizás el único editado en su tempo y contexto internacional. La verdad, se hace difícil reseñar los discos siguientes porque ya la mayoría saben lo buenos que son.
Este disco, bien podría ser el mejor disco solista del flaco, pero bueno, había que reordenarlo y lucha de fuerzas, perdió contra otros un poco más hiteros.
De por sí arranca de forma moyyy jazzie con "Viento del azur", una hermosa canción mañanera, que nos hace pensar en un tema de Weather report o Santana.
Le sigue la veloz "Telgopor". Al mejor estilo Mahavishnu orchestra, este debe ser, si no es, uno de los mejores temas instrumentales de la obra Spinetteana. Como si de una persecución de serie policial de los setentas, el track avanza al palo al son de bateria, teclados, bajo y guitarras alocadas y muy afinadas.
"Viejas mascarillas" es otro tema increíble. Vuelve el Spinetta misterioso, casi tenebroso. Mascaras de la isla de Haiti, y una atmósfera como de película de aventuras de los años '40.
"A dieciocho minutos del sol" es otro instrumental, también muy influenciado por las bandas canónicas del jazz fusión norteamericano. Con un arranque acústico y suave, de pronto estalla una banda de fusión tan tremenda y contundente como la de "Telgopor". Los solos de viola de flaco hacen un contrapunto mágico con los solos de teclado del maravilloso Diego Rapoport. (Mi tecladista spinetteano preferido junto con Carlos Cutaia).
Con "Canción para los días de la vida" el flaco regresa a un Spinetta casi "almendrino". De hecho, la canción es de la época de cuando planeaba hacer una ópera rock. La famosa malograda El señor de las latas. Nada, la canción destila belleza, armonía y paz por doquier. Otro de los grandes temas inmortales de Luis.
"Toda la vida tiene música" me supongo que debe haber sido el corte radial de difusión del disco. Al menos así parece. Con un arranque similar al Capitán Beto y con una letra mas metafísica, el flaco parece tratar de enviar un mensaje positivo en una época de mucha muerte y oscuridad. Otra canción con muchos cortes jazzeros, bien de aquellos años setentosos y acampanados.
"Donde está el topacio?" sería la canción mas ´'rockera? del disco. Aunque empieza también muy jazzie. La maestría del batero Osvaldo Lopez, la destreza del bajo de Machi, y los ya mencionados pases mágicos que se lanzan Spinetta y Rapoport, hacen de este disco una joyita, tanto del rock como del jazz argentino. Ineludible en cualquier lista de ambos géneros.
El último tema es uno de los mas poéticos del flaco en el álbum. Cierra de forma tranquila con una especie de himno o evocación mitológica que puede llegar a estremecer y poner los pelos de punta por momentos, por la belleza de imágenes planteadas y la voz muy bien puesta y lograda de Luis. Pura belleza.

04: Kamikaze (1982)

 Kamikaze tiene una trampita. Son composiciones de vieja data, que por motivos incomprensibles nunca grabó en ningún disco. Por antonomasia, el disco es una especie de Greatest hits pero de temas inéditos, lo cual es mas contradictorio aún. De todos modos es un disco grabado y armado en 1982, pleno auge de la guerra de Malvinas. En sí, es toda una especie de tratado anti bélico y siempre a favor del amor.
El disco es el más atmosférico de Luis. Desde el primer tema, "Kamikaze", la sensación de estar ah{i, con aquellos alucinados pilotos suicidas, herederos de una cultura milenaria, cultora del honor y sacrificio por su emperador que al parecer impactaron la sensibilidad del flaco. Temazo de diez puntos. De hecho, una sola vez lo escuche tocarla en vivo y... lloré.
"Ella también" es la canción de amor por excelencia. Es de esos temas que a muchas mujeres le gustaría que alguien le dedicara y compusiera.
"Aguila de trueno" partes 1 y 2, son canciones inconmensurables, terribles, majestuosas y trágicas. La historia de Tupac Amaru II y su terrible desmembramiento por levantarse contra la corona española, hacen de parte de nuestra historia un recuerdo, de que cosas similares siguen pasando hoy en día.
Otros temas, sobre todo la parte 1, que te movilizan hasta al llanto.
El tema instrumental "Almendra", compuesto en 1975, para ¡Invisible?¡ Tiene una cadencia un tanto triste y nostálgica, con cierto modus jazzero.
Y así llegamos a otro de los temas cumbre de Spinetta "Barro tal vez". Una canción que compuso a los 15 años. No se puede decir decir mucho más. Componer una zamba con ese nivel poético de contenido y profundidad en plena adolescencia nos hablan de un alma sensible fuera de serie. Knockout técnico.
"Ah! basta de pensar" es un tema un poco denso por momentos. Quizás el tema que menos me gusta, y sin embargo no deja de ser un temazo. Increíble paradoja.
"La aventura de la abeja reina" suena a fábula infantil, sin embargo no lo es. Es una especie de cuento tenebroso y desgarrador, que nos habla de la eterna lucha entre el bien y el mal, pero con una atmósfera siniestra, casi de relato de terror.
"Y tu amor es una vieja medalla" es fuckin' temón. Desde chico este tema me fascinaba cuando lo ponía mi viejo en cassette. Poesía, imágenes terrenales y un tema ideal para escuchar viajando por la ruta, mientras el sol asoma. Hermosura plena de un disco básicamente acústico e intimista que hasta a Luca Prodan, que era un poser anti todo, lo vindicó.
Y llegamos a "Quedándote y lléndote". Una canción himno. Obra maestra del flaco. Canto al amor y a la comunión de los seres humanos. Luz, cielo, vida y energía vital, para renacer. Otro tema para emocionarse hasta la médula. La lluvia borra la maldad y borra todas las heridas de tu alma, canta, y con eso está todo dicho.
Pero por si fuera poco, al disco aún le queda una canción, quizás la mas extraña del disco y la mas larga y compleja. "Casas marcadas", un tema que no me gustaba mucho cuando lo escuché la primera vez. Me parecía tedioso, pero que lo fuí recuperando con el tiempo y se convirtió en uno de mis favoritos del disco. También en este tema de misteriosa letra, crea unas atmósferas casi de ciencia ficción. La combinación de efectos sonoros crean un clima desolador de apocalipsis y melancolía que lo emparentan con un relato digno del mejor Bradbury del Hombre ilustrado o Crónicas marcianas.

03: Mondo di cromo (1983)

Este es un Spinetta ecléctico y variado. Una sutil combinación del flaco acústico e introspectivo de Kamikaze y uno mas ochentoso.
Arrancando pum para arriba con "Paquidermo de luxe", nos engalana con una dosis instrumental, digna de una cortina televisiva o radial de aquella época.
Vuelve la ciencia ficción distópica con "Yo quiero ver un tren". Un tema clásico del cancionero spinetteano, que en su posterior versión unplugged para la MTV explota todo su potencial.
Sigue "La rifa del viento". Una canción con mucha calma y paz. Casi como una nana para dormir, la canción con cierta magia rioplatense nos muestra un Spinetta herido y reflexivo. Belleza total.
"Herido por vivir" tiene un arranque magistral a manos del viejo trío Invisible. Vuelven a conjugarse los tres bravos elementos de la naturaleza, Machi, Pomo y Luis. Pura bravura.
"Simil bahion" es un tema instrumental, que también parece salido de una serie televisiva. Con mucho groove, la canción avanza majestuosamente hasta el siguiente track.
"Cuando vuelva del cielo" nos muestra un Spinetta cool, casi jazzero. El bajo da unos saltos magistrales de elegancia serena, en una canción que se presta para un baile suave.
Si de baile hablamos "Lo siento en mi corazón" tiene lo que el tema anterior, pero mas en clave sensual. Vuelve el Spinetta cachondo. Ese que quiere hacerlo ya. Ideal para hacer el amorsito.
"Será que la canción llego hasta el sol". Y bueno, otra vez estamos frente a un tema que te pone la piel de gallina. Otro himno de luz, paz y armonía que originalmente fue compuesta como canción de cuna para si hijos. Es de una belleza supraterrenal. El final del tema, con una especie de sonido sub acuático me sigue conmoviendo hasta hoy día.
Después viene "Días de silencio", otro temazo de acá a la China. Un tema que tiene una onda particular, donde Spinetta casi cancherea con sus "di di días de silencio" del final.
Volvemos a los instrumentales con  "El bálsamo". Un bálsamo de sonido pulido y jazzero, que nos invita a un viaje casi dubero.
Sigue otro instrumental (quizás el disco con mas temas instrumentales del flaco), "Para Valen", una especie de nana tarareada para su hijo menor Valentino. Mucha belleza y amor de padre en este tema.
Y el casi final del disco, el rompan todo, el bueno gracias, nos estamos yendo que significa "No te alejes tanto de mi", el gran hit del disco. El tema es eso. Una canción de letra casi tonta, clásica, radial. La batería de Pomo siempre muy a tono, el bajo que toca Spinetta muy bien tocado y un solo para la posteridad del amigo invitado David Lebon.
El disco cierra con otro tema instrumental. "Tango cromado", otra pieza extraña y misteriosa, como de una ciudad de Buenos Aires nocturno y vacía. Un cierto aire de desolación y melancolía vuelven a inundar este verdadero tango sintetizado de tiempos futuros y pasados.

02: Artaud (1973)

Y bueno, llegamos a lo que para muchos es la obra cumbre de Spinetta. Artaud, un disco con su propio halo o aura. Y si, en parte es el disco de una persona iluminada, una persona que está en el auge de su creatividad y su fuerza compositiva. Todos los temas son himnos, son temazos. No hay nada de más. Quizás la deficiencia más clara sea la de una grabación no muy buena, pero era lo que se pudo lograr teniendo en cuenta la época y contexto de grabación, por ende para mi, ese es un comentario banal y estúpido. El disco, como el Sgt Pepper o Blonde on blonde, es el disco de un artista su grado máximo de iluminación y creación. Un breve recorrido por los temas nos lo recordarán.
Arranca con "Todas las hojas son del viento". Mensaje y ternura en una canción breve de apenas dos minutos. El temor ante la inminente paternidad siendo jóvenes, y la angustia que eso puede generar, pero el flaco aconseja desde su intuición simplemente cuidarlos del mal, del propio mal. Buen consejo creo yo.
"Cementerio club" es un blues mortuorio, casi de final inminente. Tiene unos ribetes de guitarra tan buenos que luego Cerati, un fan de Luis, lo homenajearía con Soda stereo.
Luego la experiencia poética de "Por". Nunca nadie había jugado con el lenguaje así en el rock nacional, ni en el rock internacional, ni en la música en general. Ni creo que nadie vuelva a hacerlo.
"Superchería" vuelve más a lo que sería un rock clásico de los setentas. Cercano un poco a Figuración de Almendra. De hecho tocan los ex Almendra, Emilio del Guercio y Rodolfo Garcia. Un verdadero canto a la amistad.
Así es como llegamos al tema D. LA Canción del flaco. Su himno mas venerado por fanáticos y no tanto. La canción que tantas veces esperamos que tocara cuando lo fuimos a ver en vivo, y fuimos muchas veces a lo largo de mas de diez años. "Cantata de puentes amarillos" tiene todo. Una canción de nueve minutos casi a capela, con sus guitarras y unos pocos efectos más. El único antecedente en el rock nacional era De nada sirve de Moris, una canción muy a lo Dylan con su cuota de existencialismo típica de la bohemia porteña de los sesentas. Pero acá la apuesta se redobla. De por si la canción tiene varias partes. Pasa por el folk rock, folk psicodélico, partes jazzeras, trova, y explosión total. Por la lentra se condensan los mundos de Antonin Artaud, el sufrido poeta francés al cual el flaco leyó y alucinó y al cual le dedica el disco, como también el otro loco alucinado de Vincent Van Gogh, pintor holandés impresionista, acosado por terribles dolores físicos y del alma. Esta canción, compuesta en un contexto de enfrentamientos armados y conflicto social político, es una especie de exorcismo de todos los fantasmas, sufrimientos y dolores del mundo y sobre todo de su autor. Es una joya tan grande que es casi imposible reseñarla del todo.
Después viene la semi hitera "Bajan" que Cerati versionara en su primer disco solista, es un tema de una fuerza enorme. Y de hecho, me gusta mas que la versión mas moderna de Gustavo, justamente por la fuerza que se pierde en los sonidos electrónicos, y que en la versión original explotan de forma terrible con ese bajo duro y grave de Emilio del Guercio.
"A Starosta, el idiota". Otro tema un poco triste, que te puede hacer pisar el palito de la melancolía, pero siempre encubriendo un mensaje de esperanza. Los efectos de sonido del medio del tema son algo imposible de explicar para aquellos tiempos. El llanto. Y el pedido de que no llores, de que las cosas son así. Un tema que exuda sensibilidad, y si te la contagia, te afecta.
El disco cierra con el rock "Las habladurías del mundo" como una especie de exorcismo de pelotudos, como diciendo "a la gilada ni cabida", esto soy, esto somos, y esto seremos, y al que no le gusta, que se vaya a la... Un gran cierre para un disco que ya es parte del patrimonio cultural argentino, tanto como Ficciones o Rayuela. Fin.

01: Peluson of Milk (1991)

¡Porqué elijo este disco y no cualquiera de los anteriores? Simplemente porque puedo y quiero hacerlo. Como ya todos sabemos esto no es una ciencia exacta. Cada uno elige su disco preferido y ya. La opinión de cada uno es tan válida como la de cualquier otro.
Pasando de largo el super hit de la carrera de Spinetta que abre el disco, "Seguir viviendo sin tu amor", no porque no me guste, me encanta, sobre todo cuando grita "hoy que enloquecido vuelvo" con su entonación tan particular, sino porque todos conocen esta canción, quizás la mas conocida del flaco a nivel popular, pero no deja de ser un tema de pop suave para la radio, muy bien hecho y todo, pero que en si, no es lo mejor de él, ni siquiera del disco al cual le da comienzo. Pero reconozco que es un gran tema que da inicio así a uno de los mejores discos del rock nacional.
"Lago de forma mía" es bueno, un gran tema. Desde los sampleos de Dr Tangalanga hasta la letra de la canción. Es de los mejores temas del disco creo.
El tercer tema es el archi pegadizo hit radial de "Ganges", una verdadera gema pop en la discografía spinetteana. Es otro de los grandes temas del disco.
"La montaña". Bueno, otro temazo. La versión del Estrilicia es bastante similar y por momentos mejor hasta que la propia original. Un tema un poco frío. Como de otoño gris y lluvioso.
Entonces llegamos a "Panacea" y recién ahí uno se da cuenta que está ante una obra mayor del flaco. Metió cuatro goles al hilo, y en el quinto tema lo remata con este temazo acústico. La Panacea, el remedio mítico que cura todos los males.
Pero si todavía nos quedaban dudas de la grandeza del disco, el flaco se despacha con esa especie de TripHop que es "Domo tu", antes de que aparezca el género en Bristol, Inglaterra. La letra es simplemente sublime.
Y cuando la cosa ya no puede mejorar mas, el flaco te clava un "Cada luz", otro tema antológico, que la verdad termina de sellar el destino de enorme disco del flaco de principios de los noventas.
Con "Bomba azul" me pasa algo raro. Nunca me gustó mucho ese inicio explosivo de melodrama televisivo venezolano. Pero está muy bien en si, por la creación justamente de atmósferas tan pomposas y solemnes. Un hallazgo.
Después viene "Cielo de ti", una hermosa canción acústica de amor. Pura dulzura flaquesca en su estado mas puro.
"Cruzarás" es un enorme tema. Tiene un sonido medio ochentoso. Es un Flaco Low fi, con esas violas cortantes y un solo con mucha onda, que no si es del flaco o de Guille Arrom, pero al cabo que ni interesa.
Luego "Hombre de lata" devuelve a Spinetta el título de hacedor de rocanroles machacosos si eso es lo que le pinta. Temón! Temón!
Vuelve a la dulzura y a la paz de Cielo de tí en la hermosísima canción "Jilguero". Muy breve y concisa, es otra gema en estado puro. Como esquirlas de un alma llena de belleza y dolor.
Ya casi cerrando el disco aparece "Ella bailó". Un tema un poco monótono y reiterativo, mas parecido a lo hecho en "Don Lucero", pero un poco menos irritante. El tema tiene una buena cadencia rítmica.
"Pies de atril" un gran tema, que el Indio criticaba como ese surrealismo incomprensible.
El disco cierra con un temazo, el mas jazzero del disco "Dime la forma", con unos pases mágicos del ilustre Javier Malosetti y bajo loco.
Definitivamente, éste el disco más ecléctico, mas bajón y alegre a la vez, con mas personalidad Spinetteana. A lo largo de quince temas, recorre toda su discografia en estilos, géneros y temáticas, hasta el 91 que es el año en que lo grabó.
Una obra sin par y sin dudas de lo mejor que nos ha legado el pibe de Núñez. 

Los siguientes discos solistas irían en este orden:

11: Spinettalandia (1971) Si me re cabe la onda psicodélica peposa, aunque por momentos deprime.
12: Privé (1986) Un gran disco con el flaco mas ochentoso, al mejor estilo Rick Astley.
13: Don Lucero (1989) Un disco raro, como un complemento no del todo logrado, de Téster. Lo que sería el lado A del disco es maravilloso. El lado B está plagado de temas difíciles.
14: Only love can sustain (1979) Para mí, lejos de ser un mal disco, me parece algo muy poco Spinetta y nada más. Pero la calidad sonora y los arreglos, mas algún que otro tema del flaco, es genial.
15: Pan (2006) Para mí el disco que menos me gusta del flaco. Parecido un poco a lo que me pasa con Don Lucero, casi todos los temas de lo que sería el lado B me parecen de buenos a muy buenos, pero hay otros que simplemente odio como Bolsodios o Cabecita calesita, que me parecen tan malos como La mirada de Freud de Privé.
Estos son mis discos, este es mi ranking. Hágase el suyo y sea feliz. Chau!