lunes, 5 de noviembre de 2007

Matar a Dios...

Así como el capitan Ahab contra la ballena Moby dick, como Jacobo contra el angel, como Nietzsche contra Dios... el hombre en determinado momento decide luchar contra aquello que es inmortal... por aquello que el propio hombre puso en las alturas como lo indomeñable y eterno... contra lo imperecedero... el hombre quiere comprobar que así como él mismo muere, todo lo demás también sigue la misma suerte y lo trata de destruir... también es la idea de que no hay algo superior al hombre ya que por superior e inmortal el hombre no puede así salir del lugar de segundo.. no cobra suficiente importancia, la importancia que él mismo dene darse a si mismo como lo que debería ser más importante en su vida...o sea su propia vida... esto sin soberbia es olvidarse un poco del más allá para recordar el mas acá..el presente propio del hombre... su lucha contra la vida misma y en esa lucha enfrentará sin lugar a dudas a viejos fantasmas del mundo, dioses y otros seres sobrenaturales e indeterminados, que pueblan el mundo desde que el hombre existe... o quizás desde antes también... quién puede saberlo..
Por eso, a diferencia de Laizeca, "en la eterna lucha entre el hombre y el monstruo" (espíritus, dioses, semidioses y todo tipo de demonios y seres metafísicos), Yo siempre estuve a favor del hombre... y de su deseo de romper con su más allá. Eso sí, siempre sin desconocerlo también.

(Dibujo del pintor francés Gustav Dore, "Jacobo peleando contra un angel").

2 comentarios:

yuyita dijo...

Si fuera posible, ya alguien lo habría asesinado. Pero yo no estoy a favor del hombre...

Apolodoro dijo...

Ojo el hombre como especie humana eh, no como género masculino...
Acordáte, yo no me refiero a un asesinato material o físico, sino la muerte de un concepto...Bueno, nada era eso.. igual ya te expliqué mas o menos jaja..
Besos...