miércoles, 2 de julio de 2008

Leonardo Favio, el mas grande (2º parte)

Luego de sus tres primeros largometrajes en los sesentas y del comienzo de una carrera de cantante, el maestro volvió a dirigir una película. Fué en 1973, con la vuelta de la democracia y con la vuelta del General Perón también vale decir que no es poco y tampoco coincidencia.
Juan Moreira fué un éxito de taquilla y suscitó una Faviomanía justificada no solo por los dotes del director y por la gran película que es sino también por el contexto social que se vivía.
La primavera democrática que se vivió en los setentas empezó con mucha alegría y espectativa y eso se reflejó en el cine con producciones que hoy en día son clásicos como La patagonia rebelde, La Mary, La tregua, La Raulito, Los siete locos, etc, etc.
Juan Moreira es una peli con el actor Rodolfo Bebán y si bien nunca fué un gran actor, los gritos que pega en Juan Moreira son memorables en esta peli sobre el caudillo de Lobos. Esta peli tiene escenas excelentes como las peleas entre cuchilleros con raras tomas y posiciones de camara como la imágen excelente de atardeceres campestres que son como acuarelas filmadas.
Luego en 1975 con una situación política ya no tan felíz (muerto Perón y en su lugar su mujer) saldría "Nazareno Cruz y el lobo" de 1975 con Juan José Camero sobre la historia de un hombre lobo pero mezclado con leyendas y personajes autóctonos del campo. Está la bruja con esa nenita que nunca crece y el diablo, que no es otro que Alfredo Alcón que habla con su madre, una india, en Quechua. Nazareno es una peli rara y a mucha gente no le gusta, por el tempo que tiene, los diálogos raros, el griterío, o mismo la historia en sí, pero para mi tiene una magia difícil de explicar, además de la calidad de imágen y escenas tan memorables como la que el protagonista se baña con su novia en el lago.
Por último en 1976, sale "Soñar soñar", una película filmada el año anterior y estrenada a poco de estallar el golpe militar. Esta sería su última película antes de exiliarse como muchos otros artistas en otros países y un exilio aún mayor de su arte de filmar películas. "Soñar soñar" es una excelente peli de comedia, una de mis favoritas de él, donde actúa una dupla tan rara como genial, que es el cantante italiano Gianfranco Pagliaro y el campeón de box argentino Carlos Monzón, quienes son dos "outsiders" que van haciendo un show de circo y donde viven una amistad cruzada por la miseria, la desconfianza, la envidia y los celos. Sólo puedo decir que es excelente y que es una pena que no se la haya editado en DVD aún a diferencia de las otras.
Luego vendrían los ochentas y Favio estaría fuera del país la mayor parte de la década dedicándose a su carrera otra vez de cantante, pero a principios de los noventas se lo vería otra vez por estos pagos, esta vez si con pañuelo en la cabeza ya y con "Gatica el mono" bajo el brazo.
Estrenada en 1993, Gatica es una superproducción con actores poco conocidos, el debut de Virginia Inoccenti y la vuelta del grande a la pantalla grande con esta historia de ascenso y caída del Boxeador de los años cuarentas José Gatica. Esta peli es una de sus mejores y muestra como este boxeador oriundo de San Luis tiene su ascenso con el peronismo como el boxeador del pueblo y como cae también con éste. Gatica era el típico boxeador cabeza y presumido que tenía muchas mujeres y que cogía antes de una pelea haciendo peligrar su victoria y que sobre todo se vestía con lo mejor haciendo ostentación y que tenía el ego por la nubes al punto de decirle al propio Perón, "mire General como ruge la leonera, dos grandes se saludan".
Esta peli fué premiada y fué otro éxito de taquilla, y fué la vuelta por la puerta grande este coloso, para mi una de la mejores pelis sobre un boxeador, superior mismo a la Toro salvaje de Scorsese.
Luego pasaría otro tiempito hasta que salga algo de él que fué el documental "Perón, sinfonía de un sentimiento" que no tuve la oportunidad de ver completa pero que está muy buena. Obvio que Favio fué es y será un irredento peronista de la vieja guardia.
Este año volvió luego de casi 9 años de silencio y de 15 sin un filme de ficción nuevo con Aniceto una remake de su propia peli de los sesentas "Este es el romance del Aniceto y la Francisca" pero hecho en versión ballet, con actores bailarines. La película es excelente y eso que a mi no me gusta el ballet, pero está filmada todo en interiores con excelntes decorados y una fotografía que es de lo mejor de la peli haciendo cuadros dignos de un pintor cada escena. Además el ritmo de la peli no cae en ningún momento además de ser una peli breve de una hora y media, la película pasa volando y no es para nada pesada. Realmente recomendable para aquel que quiera verla, esta película de la vuelta de uno de los mejores directores de la historia del cine y presumiblemente el mejor director de cine de acá.

3 comentarios:

Phoebe dijo...

Es cierto que es uno de los grandes. Lo raro es que no tiene mucho cartel; ¿será porque está medio demodé lo de declarar las opiniones políticas? A mí me encanta ese costado de él, que desmiente eso de que al artista no tiene que importarle más que su arte, que no puedo haber arte "comprometido" o que no tener interés en política es cool o inteligente. (Y eso que no soy peronista.)

apolodoro dijo...

O sea si tiene cartel pero al lado de las grandes producciones yankies queda relegada como cualquier otra peli de acá, pero es cierto como decis vos respecto de lo del cine y la política igual en sus filmes tampoco es que es cine doctrinario..
a dif de Solanas..
bueno phoebe gracias por pasar por aca,, pasate mas seguido cuando gustes.. yo mañana entro en tu blog..
saludos
(yo si soy peronista je)

i dijo...

en una entrevista de hace un par de años decía algo así como no ser un director peronista, sino un peronista que hace cine...
creo que eso explica que nunca sea panfletario