martes, 18 de marzo de 2008

Mirenme a los ojos... a los ojos !!

Camino por la calle y veo mucha gente, como es usual cuando uno sale de la cueva en la cual uno se siente protegido y a gusto, sobre todo por que camino por el centro.
Lo que ven mis ojos es gente que no mira a los ojos, gente que vé, pero no mira, a la véz veo gente que mira y no "vé", como explicaba sabiamente el Don Juan de Castaneda.
Esto segundo es muy profundo y hasta se podría decir metafísico y espiritual, es interesante pero tiene que ver con otras cosas que hoy no es la idea tratar. Más bien refiriéndome a lo segundo que es el hecho de que la gente se cree por encima de los demás que considera que no te merecés ni siquiera una mirada.
No hablo tampoco de la mirada huidiza, que tiene que ver con el hecho de tratar de no hacer mucho contacto visual mas que nada por miedo a agresiones, etc, ya que yo también soy presa de esa situación en la que no quiero mirar mucho a los ojos a las personas, aunque uno no los mire mas que nada de colgado, pensando en otra cosa. Nunca falta el boludo agresivo por demás que te apura ante una simple mirada distraída diciéndote e interpelándote con un: -Que
mirás ?? - o peor con un: -Que mirás..?.. te gusto??.. como si a uno, (heterosexual irredento), no le alcanzara con mirar a mujeres ( que en este país abundan, y de buena calidad), pare que encima me fije en un idiota de mi mismo sexo, que encima es un payaso, que una de dos, o está muy al pedo tratando de mostrar que el es bien machito o está perseguido y tiene dudas de su propia sexualidad.. tal vez estos muchachones esperan un : -Sí, me encantas.. sos hermoso!!.. no chicos, no cuenten con eso, creo que ni siquiera de un gay.
Mucho se ve esto de ignorar con la mirada en las mujeres, sobre todo en las más lindas, que quizás conscientes de su belleza hacen muestra de arrogancia, como diciendo.. "Gil, te crees que un minón como yo se va a fijar en un tipo hediondo y tan poca cosa como vós..??".
No sé, tal vez puede ser también que mi constitución paranoica haga que me parezca eso, pero a veces uno tiene la sensación de que el hecho de escapar al mero cruce de miradas, sin que eso signifique nada, sino tan sólo mirar a la gente pasar, pareciera ser premeditado, sobre todo si uno roza misma edad y distinto sexo. O sea puede pasar Brad Pitt o Gerge Clooney que hay minas que no desvían su mirada ni aunque las obliguen.
De todos modos esto no es algo que me quite el sueño y no niego que puede haber mucho temor en todo esto, con cosas que sensibilizan cualquier espíritu como los atracos cotidianos, violaciones, y otros males ciudadanos, contemporáneos y canceríjenos.
Pero bueno, yo creo que no hay que perder la "cosa latina" de la fraternidad y que mirar a alguien es también darle una existencia en definitiva, negarselá es negar que existe. Si no existe para mis ojos eso no existe pensamos todos, bueno, así van las cosas.
Nadie quiere que esto se convierta en una NY del sur donde todos van con sus miradas en sus zapatos, y una sóla mirada significa una agresión. No no, Buenos Aires es Buenos Aires, tenemos nuestra propia identidad, conservemosla un tiempito más aunque sea.

2 comentarios:

ana dijo...

Cuando viajé a Londres me recomendaron que nunca mire a los ojos a las personas en el subte.

Apolodoro dijo...

si bueno por eso.. no está bueno que lleguemos a lo mismo acá..
o si?