lunes, 23 de mayo de 2011

Cadalso temporal

Este alejamiento temporal de las tablas del blog se debe mas que nada a un alejamiento general de mis viejos ratones temporales que hacen de mi rutina una razón mas para no vivir.
Todo remite a cuestiones pasadas, por acá pasaron muchas personas de distinta índole, y cargadas de diferentes montos afectivos para quien escribe y calza.
Nada de lo sucedido es tragedia, nada de lo acontecido tiene una nube negra que ensombrezca la divina luz de los cerros, pero a veces es mejor dejar reposar un tanto las cuestiones del pasado para centrarse en las nuevas mayéuticas ciudadanas del devenir continuo sinrazón.
A sazón de tal cuestión, todo lo perseguimos y añoramos, a la cerrazón, pero todo esto duele, duelen las uvas viejas de un amor, guardadas en el placard...
Las fotos viejas en un cajón, el escrito en un papel, tapizado de roble carmín, por que todo se vuelve diáfano, mientras no encontramos el vuelco necesario para retomar la sana competencia de la lucha hacia la recta final.
Sin mas preámbulos, prometemos que los divinos presagios llegarán, de a poco, nuevamente, sin dolor, con cierto candor, sin pulmotor.
Muchos camafeos, muchos escritos, muchos nuevos Santiagos, para que usted se deleite leyendo mis absurdidades, mis delirios, mis miserias y mis grandezas... usted elige.
Elija y gane!
Además ando con muchos malestares físicos, creo que me estoy muriendo... pero no me lloren, crezcan!

2 comentarios:

Gaviota dijo...

oops!!
Por fis!! No te mueras, porque no quiero crecer, me gusta ser así.
AAh con unos mimitos te repondrás pronto!!
Espero tengas quien te los dé!!

Santiago dijo...

jajaja, no creceras! por ahora...
respecto de los mimos, no, no tengo quien me los de.. pero por que a mi se me antoja, q conste (mentira), hay veces q es mejor estar solo (mentira otra vez)
q andes bien! (verdad)
besos!