martes, 16 de marzo de 2010

ORSON W: El esteta del cine

Orson Welles:
Que se puede decir sobre este gran artista, este groso del cine, la verdad que no lo sé, sólo se que no se nada, sólo sobre cuestiones del amor, como decía Platón el grande.
Desde sus inicios en la radio este joven norteamericano demostró ser un tipo fuera de lo común que gustaba ir mas allá, redoblar la apuesta desde el vamos.
Su trasmisión radial archi conocida de La guerra de los mundos de H.G.Wells en 1938, haciendo a modo de última noticia el arribo y ataque de marcianos sobre Nueva York, alarmando y causando huidas en masa y algún que otro suicidio, dice el mito, lo catapultó ya para siempre a la fama.
El ciudadano: Bueno acá llega el plato fuerte del muchacho, con menos de 30 años, un aún joven Welles revolucionó el cine con su modo de contar la historia, sus tomas, planos, actuaciones y contenido.
Que mas decir de esta joyita del 7º arte, mas que decir que probablemente sea aún la mejor película de la historia del cine.
Filmada en 1940, estrenada un año después, este filme, ópera prima y obra maestra a la vez del debutante director (mas allá de algunos cortos que había realizado la década anterior), le abrió la puerta grande al cine moderno y a una nueva forma de hacer películas.
Se quedó con las ganas del máximo galardón del cine en aquellas épocas, pero ya sabemos que La academia, no suele premiar siempre lo mejor y que a veces se parece mas a la "acade" de Avellaneda que a otra cosa, como certeramente dijo un amigo cinéfilo.
Pero bueno, en fin, con esta historia, en donde un joven a quien si familia no puede mantener y es adoptado por un rico empresario se convierte en el máximo dueño de una mega corporación multimediática, y que poco a poco va perdiendo el amor por las cosas y endureciendo su corazón, olvidando lo mas esencial.
Sólo en el último aliento de su muerte encontramos a un ser que sufrió la pérdida de la familia y la inocencia, eso que todos perdemos en algún momento. Eso que hasta el mas hijo de puta insensible quisiera recuperar en el último momento de su vida.
Luego vendrían otras películas de gran valor estético como The magnificient Amberson del '42, un excelente retrato familiar donde el egoísmo, la vanidad y el Edipo aflora en una familia victoriana del siglo 19.
Maestro de los planos secuencia Orson Welles recrea ambientes, imágenes y escenografías seguidas de tal magistral forma y como pocas veces se vio en el cine.
Además vale la pena rescatar no sólo su capacidad como director, guionista y montajista, sino también como actor, ya que participó no sólo en muchas de sus películas sino en otras, ya que era muy solicitado por su carácter como actor, su temple, su porte y energía y sobre todo su gran capacidad de expresión.
Sus dos primeros filmes fueron producidos por la RKO, una de las cinco Meyers mas importantes de la época dorada del cine americano. Dueño de la cual era el excéntrico señor Hughes Howard.
Tan conocida su historia luego de la película que hiciera Marty Scorsese "El aviador" en el 2004.
Otras películas excepcionales que siguieron aunque ya de mas bajo presupuesto fueron El extraño, La dama de Shangai (con su mujer de entonces, la hermosa Rita Hayworth), Macbeth, Othello, Mr Arkadin, Touch of evil, El proceso, etc, etc, hasta llegar a una de sus últimas y también excelente e innovadora F for fake de 1974. Un broche de oro para un artista de gigantes dimensiones como fue Orson Welles.
Todas las películas mencionadas son de un altísimo nivel y merecen una entrada propia, pero para no hacer de este blog un libro, sobre todo ante mi falta de sapiencia respecto del tema y de nada de nada, prefiero dejar acá.
Pero no podía dejar de rendir un homenaje al que probablemente sea el mejor director de cine norteamericano, tal vez junto a Stanley Kubrick, y uno de los mejores de la historia del cine, lejos, pero muy lejos.

4 comentarios:

apolo dijo...

fe de erratas: perdón, eso lo decía Socrates, no platón..


"errare humanum est"

Sombrero Inglés dijo...

Mu buen blog! Saludos

Gaviota dijo...

Me encantó el post donde haces alarde del ingenio de este hombre común que se supo plataformar hasta llegar a ser de los mejores.
Eso que ni duda!
De acuerdísimo contigo!
Saludotes

apolo dijo...

Gracias por pasar y comentar !!!
saludos!!