viernes, 23 de mayo de 2008

El querido y viejo Indiana Jones

Esta saga de películas basicamente reinventó o mejor dicho rescató del olvido el género de aventuras, tan clásico y antiguo en el cine como el cine mismo.
Indiana Jones no hace mas que recordar el cine de aventuras de la época dorada del "cine americano" (leáse Estados Unidos) de los años 30', 40' y 50'.
Ayer se estrenó la modesta secuela y como dijo un crítico por ahí, la innecesaria secuela de la trilogía creada por George Lucas y dirigida por su amigote Steven Spielberg en los 80's.
Esas primeras tres películas, "Riders of the lost ark" ('81), "Temple of doom" ('84), y "The last cruzade" ('89), como dije antes refundaron y trajeron de vuelta un género injustamente olvidado y ningundeado por los pseudo eruditos del cine. El género de aventuras hablando antropólogicamente es antiguo y se pierde en las nieves inmemoriales de la historia del hombre. Así como Lucas con su saga galáctica trajo una serie de mitos modernos, en realidad nada nuevo, por que es una mezcla de distintos mitos de diferentes lugares, pero tuvo la gracia de traer ese mundo nuevo imaginario al icc cloectivo de la gente nuevamente, bien por Lucas!. Con Indy trajeron (Steve y George) una saga de aventuras bien chapada a la antigua.. lugares exóticos, con misterios en torno a algo sagrado, místico, y sobrenatural, los malos (fuerzas del mal desde la óptica yankee claro), y después detalles para los más cinefilos como ese mapa con el trazo que va marcando el avión cuando viajan de un lado al otro. Muy John Huston, Casablanca, etc, y la presencia de la productora Paramount Pictures como un sello registrado de buen cine Estadounidense clásico.
Harrison Ford no es particularmente buen actor, es medio duranga, pero es sabido que este rol le cae a medida y probablemente sea por el rol que mas sea recordado en toda su historia y él mismo así lo reconocería. Es como Ringo que zafó para toda su vida tocando en Los Beatles.
Para mi Indiana Jones representa mi infancia en Catalinas Sur, donde yo vivía, y esas pelis me acompañaron siempre ya que cada vez que las daban en Telefé no me las perdía jamás y quizás siempre fueron mis películas pochocleras favoritas. Ahora bien, pochocleras puede ser, pero de calidad eh, eso sí, nada de grasadas con Bruce Wilis o Stallone.
Ayer fuí al estreno, como no podía ser de otra manera, ya que espere este momento desde que tengo 8 años mas o menos, y no puedo negar que sufrí cierta decepción respecto a lo que son las viejas pelis de todos modos apelaron a todos los recursos que hicieron famosas a las otras y la película funciona. Funciona por que uno se engancha con la trama y por que dentro de todo tiene su lógica y hasta te la crees cuando Ford con sus sesenta y pico de pirulos corre y hace piruetas por el aire.
Por eso recomiendo, mas allá de ciertos divages espaciales, la última peli de Jones miembro de una raza casi extinguida, sobre todo a aquellos fans de las viejas pelis y a aquellos que nunca le dieron una oportunidad al "arqueólogo" aventurero recomiendo que se miren las viejas antes de dar el último suspiro, valen la pena.

2 comentarios:

meridiana dijo...

cómo le va Apo? tanto tiempo. estoy un poco perdida, no son exámenes como le pasa a Ud. pero maso...

Fui a ver Indiana ayer, sentí un poco lo que decís, Harrison está viejito y todo es un poco ...remanido, me quedo con las primeras claro.

Igual hubo momentos en que afloró la sonrisa y el entusiasmo, destellos. Me hubiera gustado conservar esa imagen de un Indy más enterito.

Coincido, esto remite a ese cine de aventuras, de "Sábado de súper acción" al que no hay que pedirle ni sutilezas ni mensajes comprometidos.

Los malos son muyyyyyy malos y los buenos (los yankees) son los salvadores del mundo.

Creo que hay que sentarse con el pochoclo y disfrutar, irse por el lugar de la infancia que a cada quien le resuene y punto.

Un abrazo

apolín dijo...

totalmente de acuerdo con ud querida Lilián.. a full .. las Indiana JOnes además son unas enormes películas y les recomiendo otra vez a aquellos q no las vieron aún, sea por prejuicio o lo que sea, que las vean..
saluteretes
apolín.. con acento en la (ín)