lunes, 13 de mayo de 2013

Planeta errante y solitario


Una gran masa incandescente de fuego y lava explotó en el espacio, desperdigando una gran cantidad de rocas y material radioactivo. Varias de esas mega rocas se fueron enfriando y de a poco convirtiéndose en lo que conocemos como planetas. Girar en órbita alrededor de esa estrella que las expelió, sería toda su función durante milenios.
Sin embargo hubo una roca, una de las primeras que expulsó la estrella, que salió disparada tan lejos que salió del margen de influencia orbital. Sin embargo el tiempo que estuvo bajo la influencia del sistema solar, le permitió crear vida en su interior.
Luego de varios de miles de años, este planeta vagaba por el espacio sin ningún tipo de dirección y muchas fueron las veces que estuvo al borde del colapso con otros planetas, asteroides y estrellas.
Durante miles y miles de años, el planeta errante recorrió inmensas extensiones de espacio sideral, pero nunca pudo acoplarse a una órbita que le otorgara la seguridad que ofrece un sistema.
Dentro del planeta, reinaba la anarquía entre sus seres. Pequeñas moléculas y organismos unicelulares que se creaban y destruían así mismos. Los mas grandes devoraban a los mas chicos y así. Debido a la lejanía con el sol, el planeta estaba completamente congelado. Y nada mas grande podía crecer dentro del él. Su superficie era una páramo yermo y congelado donde cualquier ser vivo hubiese muerto de solo mirarlo. Parecía cada vez mas alejarse hacia el espacio vacío.
El planeta, triste y solitario, estaba a punto de perder todo tipo de vida y su fin se acercaba. Sin embargo, cuando parecía que ya no quedaban esperanzas para el planeta errante, una onda expansiva lo empujó hacia un sistema solar y entrando con todo el envión del caso, aplastó un planeta mas chico que estaba en su camino, se comió gran parte de otro, que tenía vegetación y ocupó el lugar de uno muy cercano al sol, empujándolo hacia la bola incandescente.
Entonces el errante, dejó de ser errante y se convirtió en el preferido del sistema, con un clima tropical increíble, con valles, mares y bosques verdes y gestando dentro suyo una extraña raza de seres pensantes que discuten, pelean y se comen entre sí.

3 comentarios:

Personaje en búsqueda de todo lo demás dijo...

jajaja "el preferido del sistema", me encantó

Santiago Carmona dijo...

jeje :)

Anónimo dijo...

-El preferido del sistema->Mortal.
"En los remotos e inexplorados confines del arcaico extremo occidental de la espiral de la galaxia, brilla un pequeño y despreciable sol amarillento.
En su órbita, a una distancia aproximada de ciento cincuenta millones de kilómetros, gira un pequeño planeta totalmente insignificante de color azul verdoso cuyos pobladores, descendientes de los simios, son tan asombrosamente primitivos que aún creen que los relojes de lectura directa son de muy buen gusto.
Este planeta tiene, o mejor dicho, tenía el problema siguiente: la mayoría de sus habitantes eran infelices durante casi todo el tiempo. Muchas soluciones se sugirieron para tal problema, pero la mayor parte de ellas se referían principalmente a los movimientos de pequeños trozos de papel verde; cosa extraña, ya que los pequeños trozos de papel verde no eran precisamente quienes se sentían infelices."
-Guía del autoestopista Galáctico-
de D. Adams.