lunes, 27 de enero de 2014

La resignificación del recuerdo triste


-¿De alguna manera queres romper con tu pasado? 
-No, pero quiero que el pasado no me rompa a mi. 
-¿De que manera podría romperte?
-Y no se... Muchacha...

Entrevista a Spinetta. 1986.

Muchas veces sentimos que hay ciertos recuerdos de experiencias, momentos y personas ligados a determinadas canciones y hasta fragancias. 
Se nos hace intolerable por momentos revivir esos momentos, mas si nos recuerdan algún amor perdido o momentos de la época de uno. Sobre todo si esos momentos fueron bellos momentos, porque sabemos que ya no los podemos recuperar y que viven en alguna parte de nuestra memoria. Incólumes e imposibles de revivir. Pero mas que nada mitificados. 
Es imposible que no recuerde a V si escucho de pronto el disco Días y flores de Silvio Rodriguez, y aquel año único que fue para mi el 2005. 
Imposible que no recuerde a A si escucho The universal de Blur y el 2008. Época en que sonaba mucho ese tema en nuestros momentos juntos. 
Todas estas cuestiones nos pasan a todos los que amamos. Algunos las sobrellevan mejor y otros como yo o el flaco, no podemos evitar quebrarnos, aún así hayan pasado casi diez años. 
Idealizamos por demás aquellas épocas y creemos que nunca viviremos tiempos así de felices. Sin embargo ese es nuestro error. Ahora mismo estamos viviendo tiempos increíbles, conociendo a personas maravillosas y escuchando otras canciones que, cuando tengamos cuarenta años, nos recordarán este momento que pensaremos, fue único y no supimos valorar.
Somos seres que nos encanta sufrir y llorar por el pasado, somos hombres sensibles con alma nostálgica de tangueros, rufianes melancólicos y nunca estaremos contentos con nuestro presente. 
Por eso mismo caeremos víctimas de nuestro propio pasado. 
A menos claro que, logremos resignificar todo aquello que está ligado a un recuerdo. 
Y eso es lo que estoy haciendo, y eso es lo que esta generando que esas canciones o discos vedados, vuelvan a mi, ligados a otras personas y a otros momentos, que son parte de mi presente, que por ser eso, mi presente es mejor que cualquier recuerdo ficticio de un pasado estúpidamente idealizado. 
Vivan el hoy. El pasado pasó y el futuro nunca llegará. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cagadísimo de miedo

Charol dijo...

Te alabamos Señor

jlc dijo...

muy bello comentario, me encantó, AVANZA LA CLARIDAD...