martes, 9 de julio de 2013

El hombre que cayó al planeta a buscar trabajo de cualquier cosa


David Roberto Juanes, es el nombre de nuestro protagonista. Tiene unos treinta años de edad, aproximadamente. Nació en Marte, en otro tiempo, en otro año distinto del nuestro y por una cuestión de trabajo se vino a vivir al planeta Tierra.
Tuvo un viaje problemático ya que llegó de contrabando, montándose en un cometa que justo pasaba por su casa y que iba en dirección a la Tierra. Lo dejó en Arenales y Piedras. No se cruzan, sin embargo ahí lo dejó el cometa.
David no tuvo problemas de adaptación al medio terráqueo ya que su look, y que look, es similar al nuestro. Él tiene un look parecido al de un marciano pero con rasgos humanos. Pelo rojo y delgadez, típica de los oriundos de Marte y una fisonomía bastante peculiar, cercana al humano corriente.
Primero buscó un lugar donde vivir, que lo encontró en casa de su amigo terráqueo mas cercano, que conoció por las redes intergalácticas. Luis, su amigo humano, le hizo espacio en su vivienda mientras David se hacía un tiempo todas las mañanas para buscar trabajo. Luego a la tarde salía a repartir curriculums por bares y fondas. También probó locales de ropa y librerías. Sin embargo no hubo suerte para el bueno de David.
Cayó en un call center donde su tarea consistía en engañar a la gente para que compre un seguro de vida. Les tenía que vender un mundo de inseguridades donde en cualquier momento les podía pasar algo, muerte por robo, accidental, hurto, rotura de huesos, etc. Con eso amedrentaría lo suficiente a las personas para que compraran el seguro. Eso si, si la persona sufría de cáncer entonces el seguro no los cubría.
David se sintió explotado y maltratado. El pago era poco y los trataban mal. No se sentía bien engañando a la gente y simplemente por eso, era un queso vendiendo. Lo despidieron sin indemnización a los tres meses.
Intentó por todos los medios necesarios entrar a una productora. Allá en Marte había sido productor de un programa de entretenimientos marcianos que consistía en una especie de reality donde los participantes debían cruzar unas dunas de arena de donde salían unos gusanos horribles que podían comerte entero. Pero los realitys en la Tierra pasaban por otro lado. Era mas quien se acostaba con quien y esas cosas.
David no bajó los brazos. Estaba al límite. Pesaba mucho menos de lo que debía pesar y eso era mucho para él. Era un palo vestido. Sin embargo conoció a Angie, una chica muy simpática que lo incitó a que produjera su propio show de riesgo, pero como David no tenía un peso, ella invirtió en el proyecto.
El programa consistía en un reality donde los participantes viajaban como estudiantes de recambio a Marte y se seguían ambas vidas. El show fue un éxito y David se convirtió en el nuevo zar de la televisión argentina y todo un magnate trans mundial. Se casó con Angie y tuvieron dos hijos, un marciano y una terrícola.
Fin.

2 comentarios:

Personaje en búsqueda de todo lo demás dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Muy lindo. David Juanes necesitaba comprarse "altas llantas".